You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
lunes 23 de septiembre de 2019

San Lázaro moreno

Mario Delgado*

Desde el 1 de septiembre del año pasado, la LXIV Legislatura ha trabajado de manera intensa. El grupo parlamentario de Morena, al lado de las fuerzas que conformamos la Coalición Juntos Haremos Historia, valiéndose democráticamente de su mayoría, impulsó cambios sustanciales en el funcionamiento de la Cámara de Diputados, para volverla más austera, transparente, cercana a la gente y eficiente en el cumplimiento de sus funciones constitucionales y legales.

Durante este año, priorizamos una agenda estratégica que diera viabilidad y solidez al Proyecto de Nación de la Cuarta Transformación. A partir de diversas reformas y la construcción de nuevas leyes, combatimos la corrupción a fin de desterrar los vicios y prácticas indeseables que tanto dañaron a la sociedad. Cortamos las ramificaciones de la corrupción, impunidad y opacidad presentes en las leyes en forma de lagunas y en el servicio público como prácticas cotidianas.

Legislamos junto a la sociedad mediante el Parlamento Abierto, el cual institucionalizamos en esta legislatura, para escuchar y atender las voces de todas y todos, fortaleciendo la participación ciudadana.

En la construcción de este nuevo andamiaje, los más vulnerables y quienes por décadas habían sido confinados al olvido se han convertido en nuestra prioridad: primero los pobres para acceder a los beneficios de la justicia, la igualdad y el desarrollo.

La pobreza, marginación, desigualdad, inseguridad e injusticia fueron el resultado del oprobioso ejercicio del poder político. Por ello, buscamos llevar el bienestar a cada rincón del país. Sabemos que es imposible constituir una verdadera democracia en México si continúan las desigualdades sociales, la exclusión y segregación, por eso nuestro objetivo es que todos los mexicanos tengan las mismas oportunidades de acceder al bienestar.

Son muchas las áreas que han padecido el descuido y desinterés de las pasadas administraciones. Los diputados lo sabíamos perfectamente y es por ello que en el primer año de la lxiv Legislatura nos dimos a la tarea de resolver desde el primer momento los problemas que no podían esperar más, como la corrupción.

Decidimos trabajar de manera coordinada con el presidente de la República, con pleno respeto a la división y autonomía de poderes. Legislamos para terminar con los excesos, los abusos de poder y las injusticias, así como para acabar con la discrecionalidad en el uso de los recursos públicos y garantizar que éstos se utilicen con eficiencia y eficacia en lo que verdaderamente es importante y donde más se necesita.

Aprobamos un Presupuesto de Egresos de la Federación que evita duplicidades y gastos superfluos, que destina los recursos a los programas prioritarios para el bienestar, con el propósito de detonar el desarrollo en las regiones más pobres del país. Eliminamos de tajo los “moches”, las partidas secretas y pensiones de los expresidentes de la República. Se trata de un presupuesto responsable, transparente, austero y con justicia social.

Suprimimos la opacidad para que los recursos públicos se utilicen con transparencia, combatimos la corrupción dentro y fuera del servicio público con la finalidad de optimizar los recursos y destinarlos con equidad a los estados y municipios para que las familias mexicanas disfruten cuanto antes los beneficios de la justicia social.

Al aprobar la Ley de Extinción de Dominio, ampliamos el catálogo de delitos relacionados con la corrupción; extinguimos el Instituto Nacional del Emprendedor y el Consejo de Promoción Turística, organismos conocidos por sus irregularidades; por medio de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, suprimimos las visitas domiciliarias que abrían paso al “coyotaje” y las “mordidas”; incluimos en la prisión preventiva oficiosa el enriquecimiento ilícito y el ejercicio abusivo de funciones. Fortalecimos el marco jurídico e institucional, creando instrumentos y herramientas legales para combatir de forma efectiva la corrupción y cerrar el paso a las “estafas maestras”.

El nuevo modelo que refleja el cambio pedido por los mexicanos en las urnas y por el que trabajamos durante este año está presente en un nuevo marco legal. Realizamos reformas profundas al sistema financiero para hacerlo más incluyente, dotarlo de perspectiva social y ponerlo al servicio de los menos favorecidos, a quienes se había discriminado y descalificado por décadas.

Autorizamos la reforma a la Ley Orgánica del Banco de Ahorro Nacional y servicios financieros, que crea el Banco del Bienestar, el cual impulsa la inclusión financiera y brinda productos y servicios de esta índole a la población menos favorecida. Refleja los compromisos de esta administración al ser eficaz, no tener costos excesivos y no necesitar de tantos procesos burocráticos que sólo obstaculizan el acceso a los beneficios. Este Banco hace enormes contribuciones al desarrollo económico regional y nacional, al dispersar los recursos de forma equitativa donde se necesitan.

Aprobamos una reforma laboral para apoyar y proteger por medio de la ley a quienes trabajan largas jornadas sin recibir la seguridad social y los beneficios a los que tienen derecho. Las trabajadoras del hogar y los trabajadores agrícolas son dos sectores que habían permanecido en la segregación y, por medio de esta reforma, logramos garantizarles mejores condiciones laborales y de vida. Ahora tienen derecho a beneficios concretos, como salario digno, seguro social, pensión o jubilación, servicios básicos, vacaciones, aguinaldo, jornadas justas de trabajo, capacitación y un contrato.

La justicia laboral y la democracia sindical en la Cuarta Transformación son una realidad tangible. Conseguimos que los trabajadores tengan la posibilidad de organizarse libremente, de elegir a su sindicato y a sus representantes sindicales. De igual manera, pueden formar parte activa en la negociación colectiva y acceder a información clara y legítima sobre el uso de los fondos sindicales, derecho de libre asociación, que extendimos a los trabajadores al servicio del Estado. Es importante destacar que se acabaron los juicios laborales interminables, pues ahora se pueden conciliar las demandas en un mes.

Para resolver desde el ámbito de nuestra competencia la crisis de inseguridad por la que atraviesa el país, impulsamos desde la Constitución la Guardia Nacional y aprobamos las correspondientes leyes secundarias para dotar de bases jurídicas sólidas a la Estrategia Nacional de Seguridad del Ejecutivo, regular el uso de la fuerza y crear el registro de detenciones.

La Guardia Nacional fue aprobada para ser una institución policial cuya columna vertebral es la disciplina, la lealtad y el patriotismo. Su creación es la respuesta del Estado para cumplir con su obligación de defender la vida e integridad física de la población, salvaguardar el orden público y la paz social, proteger los bienes y recursos de la Nación, y garantizar el respeto irrestricto a los derechos humanos.

Incluimos la Ley Nacional de Extinción de Dominio para que los delincuentes que estén en la cárcel no puedan disponer de sus bienes y recursos; éstos serán incautados para devolver al pueblo lo robado, prevenir el delito y resarcir a las víctimas.

También hicimos reformas en materia de prisión preventiva oficiosa, mencionada antes, para que los presuntos delincuentes enfrenten su proceso penal en prisión y así terminar con “la puerta giratoria”. Se establecieron los delitos que lastiman profundamente a las personas, que vulneran su dignidad, su patrimonio e integridad, que han hecho de la sociedad una prisionera del miedo, como: abuso o violencia sexual contra menores de edad; feminicidio; robo de casa habitación; uso de programas sociales con fines electorales; enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de funciones, es decir, actos de corrupción; robo al transporte de carga; huachicoleo; desaparición forzada y delitos en materia de armas de fuego y explosivos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. Además, reformamos la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, con el propósito de combatir eficazmente el denominado huachicoleo.

Otro asunto que nos correspondía resolver a los legisladores de Morena fue el relacionado con la ejecución de obras y vivienda. Se realizó la reforma para facultar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (sedatu) a fin de coordinar el Programa Nacional de Reconstrucción y el Programa Nacional de Vivienda y, de esta manera, asegurar el derecho universal a una vivienda digna y adecuada a toda la población.

La educación es una herramienta indispensable para que México avance, crezca y se desarrolle. Por ello, derogamos la mal llamada reforma educativa del gobierno anterior y aprobamos una nueva y auténtica reforma en esta materia, la cual incorpora la conformación diversa y pluricultural de nuestro país, promueve una educación de excelencia, difunde valores e impulsa una formación con perspectiva humanista y científica. Una reforma que elimina las evaluaciones punitivas y dignifica la función de los maestros de México, reconociéndolos como agentes del cambio.

A raíz de admitir la conformación pluricultural de México, atendimos la situación de rezago y olvido en que habían permanecido los pueblos y las comunidades indígenas creando el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (inpi), también reformamos la Constitución para, asimismo, reconocer a las comunidades afromexicanas.

Ha sido un año de trabajo muy fructífero. Los resultados están a la vista y es claro que la Cuarta Transformación es una realidad. Empero, la agenda aún no se agota, los problemas de México son muchos y de diversa categoría, así que el próximo periodo de sesiones seguiremos concentrando nuestros esfuerzos con unidad, coordinación y responsabilidad para continuar el profundo cambio que queremos en nuestro país.

La salud es un derecho humano que debe garantizar el Estado, de ahí la necesidad de eliminar el seguro popular para dar paso a un sistema de salud eficiente. Tenemos en puerta la aprobación del Instituto de Salud para el Bienestar, con el que se asegurará la universalidad, calidad y suficiencia de los servicios de salud, así como la gratuidad de los medicamentos.

Buscamos crear la Financiera Nacional Agropecuaria, donde se concentrarán los recursos para el impulso del agro mexicano, con el propósito de convertirlo en una empresa verdaderamente provechosa para nuestro país. Además, tenemos como tema importante la aprobación de las nuevas leyes secundarias derivadas de la reforma educativa.

Impulsamos que los adolescentes mayores de 15 años y menores de 18 puedan ser titulares de sus cuentas bancarias, lo que significa que podrán recibir sin intermediarios los recursos de los programas sociales y el fruto de su trabajo; tenemos la meta de que las Afores accedan a un amplio abanico de productos financieros y obtengan rendimientos más altos; de esta forma, los trabajadores podrán tener más recursos con menos riesgos, lo que les permitirá ahorrar y recibir sus pagos de forma segura.

Para garantizar que el gobierno, tanto federal como local, actúe procurando evitar el derroche del erario público, trabajamos en la Ley de Austeridad Republicana, que contiene los más altos valores de la Cuarta Transformación y la mayor exigencia del pueblo de México. La austeridad republicana no puede llegar sólo a algunos sectores, tiene que llegar a todos lados, es un concepto que nos involucra a todos.

Seguiremos insistiendo en reformar dos instrumentos de democracia participativa en la Constitución, la consulta popular y la revocación de mandato, para que los mexicanos puedan incidir en los asuntos públicos más importantes y decidir si los gobernantes pueden o no continuar ocupando sus cargos.

En el grupo parlamentario de Morena nos guía la vocación de servicio, el ideal de justicia y el principio de democracia. Continuaremos impulsando reformas que tengan como objetivo el bienestar de México. No hay vuelta atrás, vamos a instaurar el régimen para el Nuevo Proyecto de Nación que los mexicanos nos merecemos.

* Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena.
error: Alert: Content is protected !!