You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
viernes 18 de octubre de 2019

Para Lectores y Electores Octubre 2019

Voz y Voto

Amaga AMLO con abandonar Morena

En medio de la ácida pelea por la dirección de Morena, Andrés Manuel López Obrador hizo un llamamiento a sus huestes para que no peleen, porque “lo que acaba a los partidos es el pragmatismo, la falta de ideales, la falta de principios, el buscar triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole” (¡Nombres, nombres!). Agregó que él no va a intervenir en la elección interna de Morena, peeero… propuso que la elección se haga mediante encuesta, la que levantará una empresa privada y no el hijo de Ya Saben Quién. Nadie piense que fue chantaje, pero AMLO advirtió que si Morena “se echara a perder, no sólo renunciaría” a ese partido, sino que le “gustaría que le cambiaran de nombre, que ya no usaran ese nombre” y concluyó con un exhorto: “Que se vayan al carajo los ambiciosos vulgares”. Los otros no.

Sale Martí Batres; gana Ricardo Monreal

Con la camaradería que ya caracteriza a Morena, entre gritos y sombrerazos Martí Batres intentó continuar al frente de la mesa directiva del Senado, pero Ricardo Monreal, quien maneja los dineros de la llamada Cámara alta, “convenció” a la mayoría de los morenistas para que defenestraran a Martí y que en su lugar quedara Mónica Fernández, del mismo partido, con el argumento de que le tocaba presidir a una mujer. Batres le reviró diciendo que en ese caso también Monreal debería ser sustituido en la coordinación de Morena por una legisladora, pero el zacatecano se hizo el sordo y ahí sigue con el aval de Ya Saben Quién.

Muñoz Ledo se va mentando madres

Porfirio no quería dejar la presidencia de San Lázaro al PAN, que sólo tiene 15.4% de los votos diputadiles, y dijo que el acuerdo de 2006 el cual estableció la alternancia en la mesa directiva fue para convalidar al “gobierno espurio de Calderón. La peor época del Congreso mexicano se inauguró con esa idea de rotar. Fue la partidocracia. Se repartieron las curules, se repartieron los moches, se repartieron las comisiones…” Pos sí puesn, dirían en Guanajuato, pero aun así tuvo que ceder el cargo. Ave de tempestades, Porfirio, cuando su micrófono estaba abierto, se retiró con un sonoro “chinguen a su madre…”

Que el panista Xavier Azuara es “casi nazi”

Relevado Porfirio Muñoz Ledo de la presidencia de la Cámara de Diputados tocó al PAN ocupar ese cargo. Sonó insistentemente el nombre de Xavier Azuara Zúñiga, pero Dolores Padierna salió al paso de los rumores diciendo que en Acción Nacional hay personajes “de larga trayectoria, patriotas, hay gente buena”, pero advirtió que poner a “un casi nazi” como Azuara, ponía en peligro la Cuarta Transformación. Finalmente, para tranquilidad de los cuatritransformadores, la campanilla de la mesa directiva estará en manos de Laura Rojas que, por lo visto, pertenece al panismo bueno y noble.

Credenciales del INE sin el género

Como bien se sabe, en gustos se rompen géneros (y en petates, corazones, dicen algunos). Quizá por eso Dania Paola Ravel Cuevas, consejera del Instituto Nacional Electoral, anunció que a partir de enero “las nuevas credenciales de elector con fotografía omitirán el género de las personas que lo soliciten”, con el fin de evitar la discriminación por razones de sexo, lo que pretende apoyar a la comunidad transgénero, transexual y travesti. Seguramente habrá quien considere que de esa manera se propicia la usurpación de identidad, pero ya veremos.

Zepeda, Barrales y Flores, dejan el PRD

Juan Zepeda y Alejandra Barrales abandonaron el PRD “sin ningún remordimiento, enojo o rencor. Es el momento de irnos en paz… Esta decisión duele, pero también reconforta esta serenidad de que el PRD se queda en buenas manos, la salida se da en buenos términos”. Y uno se pregunta, si todo está tan bien en el partido del sol azteca, ¿por qué se van…? Otro que defeccionó fue el más furibundo antipejista, Raúl Flores, al que echaron de la jefatura perredista en la capital para sustituirlo por una dirigencia colegiada, como si el fracaso de una política fuera un problema cuantitativo: “Si falla un dirigente, pongamos muchos”, habrá dicho alguien. Por lo pronto, el XVI Congreso del PRD resolvió que quienes deseen participar en la refundación del partido, lo que ocurrirá en diciembre de este año o enero de 2020, tendrán que afiliarse a éste con el fin de evitar que los detritus de otras organizaciones intervengan con voz y voto.

PRD y Encuentro Social, menguados

En el grupo parlamentario del PRD en el Senado, Leonor Noyola emigró al Partido Verde y Juan Zepeda se fue a Movimiento Ciudadano. Miguel Ángel Mancera, coordinador de la bancada aurinegra, por un insondable misterio de la política mexicana es senador por el PAN, de modo que al asoleado partido del sol sólo le quedan Juan Manuel Fócil y Antonio García Cornejo, senadores por Tabasco y Michoacán, respectivamente. Por otra parte, de la fracción de Encuentro Social, partido sin registro, sólo se ha marchado María Antonia Cárdenas, ahora en Morena, por lo cual todavía le quedan cuatro ocupantes de escaños. Pero el hecho es que el PRD y PES quedan fuera de la norma que establece como mínimo cinco legisladores para ser considerado grupo parlamentario. Esperemos que se aplique el reglamento.

Animado debate por facturas fraudulentas

PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano han desplegado una enérgica oposición frente al proyecto de ley para combatir la facturación falsa y la consecuente evasión fiscal. Más allá de la gana de meterle zancadilla a Morena o de los intereses en juego, resulta absurdo que se exija a los empresarios investigar quién es falso facturero, cuando que esa tarea, dice el senador Mauricio Kuri, le toca a la Secretaría de Hacienda y no las personas físicas y morales que reciben documentos balines. La posición de Kuri parece razonable. No lo es tanto la idea de Ricardo Monreal de penar únicamente la defraudación que supere los ocho millones de pesos, como si cantidades inferiores no causaran daño al erario.

Susan Sontag y la mitad del camino

En Laberinto (31/VIII/19), el suplemento de Milenio que dirige José Luis Martínez S., apareció un texto de Víctor Núñez Jaime sobre la entrevista que le hizo, en 1978, Jonathan Cott a Susan Sontag, la que apareció publicada en la legendaria revista Rolling Stone y que ahora circula como libro. Ahí, con su deslumbrante inteligencia, decía la Sontag: “No creo que la emancipación de las mujeres sea sólo una cuestión de tener igualdad de derechos. Es una cuestión de tener igualdad de poder. Siento una intensa lealtad hacia las mujeres, pero no por eso voy a publicar mi trabajo sólo en revistas feministas… No creo que el objetivo sea la creación o la reivindicación de los valores femeninos. Sería quedarse a mitad del camino”.

Convicción Mexicana, grupo confesional

EA confesión de parte, relevo de pruebas. José Alonso Trujillo Domínguez, presidente de la Agrupación Política Nacional que pretende convertirse en un partido que se llame Convicción Mexicana, dice que los principios y valores morales se han perdido por el ataque de la mercadotécnica a la familia, por la delincuencia y los gobiernos de la República. Respaldan su dicho el dirigente magisterial Rafael Ochoa Guzmán, cercano a Elba Esther Gordillo, el “apóstol” Carlos Gordillo y un amplio ramillete de ministros evangélicos que se bailan un zapateado sobre la Constitución. A tan elevadas ideas, copiadas del grupo fascista Pro Vida, se agrega otra joyita, pues para Trujillo los partidos son pequeños grupos que persiguen “intereses personales o de poder… a costa de la manipulación de muchas personas”. Pues sí, don Pepe, eso precisamente son los partidos, incluido el suyo, según Max Weber y otros teóricos de la política.

Estudiositos, pero muy irresponsables

Tres diputados al Congreso de Jalisco pidieron becas para cursar posgrados: el perredista Quirino Velázquez quería hacer una maestría en derecho constitucional y le iban a asignar 41,565 pesos; al panista Gustavo Macías le tocarían 22,200 para seguir estudios de doctorado en administración pública y a la emecista Priscilla Franco “nada más” le darían 10,560 para su maestría en administración pública. Sin embargo, a propuesta del petista Óscar Arturo Herrera se canceló el regalito, porque si cada legislador tapatío levanta 109 mil pesos mensuales, es ofensivo que todavía anden pidiendo becas. Además, si les pagan por legislar, ¿a qué horas van a ir a la escuela?

error: Alert: Content is protected !!