You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
Jueves 18 de octubre de 2018

Para Lectores y Electores Octubre 2018

Voz y Voto

¿Pos no que sí, señito Rocío?

La mujer que será secretaria de Energía, si es que aguanta el calor de Villahermosa, Rocío Nahle, declaró que no habrá “cacería de brujas” contra el líder sindical de los petroleros. De modo que el opulento Carlos Romero Deschamps disfrutará sin sobresaltos de su rockefelleriana fortuna, su hijito seguirá yendo a sus clases en la Universidad de Florida a bordo de su Ferrari dorado y la tierna hijita del magnate sindical podrá continuar viajando por todo el mundo en su avión particular acompañada de sus perritos y sus sirvientes. La cuarta transformación implicará que nada cambie para que todo siga igual, ¿o cómo era, amigo Lampedusa?

Sin cultura política 58% de chilangos

Cultura cívica de la Ciudad de México se llama un estudio realizado o pagado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México según el cual 58 por ciento de los habitantes de la capital tiene baja cultura política o de plano carece de ella, 35 por ciento se ubica en el nivel medio y solo siete por ciento tiene un nivel alto. Por eso, el consejero electoral Bernardo Valle Monroy afirma que “el nivel político de la ciudadanía (chilanga) está en niveles muy bajos”. Lo que no dice don Bernardo es en qué nivel se ubican los consejeros ni qué ha hecho el IECM (antes IEDF) en casi veinte años de existencia para elevar la estatura política de los capitalinos, que por otra parte no cantan tan mal las rancheras, pues desde hace varias décadas han sido los más tenaces promotores del cambio.

Que el PRD no mudará de nombre

Eloí Vázquez, en nombre de la corriente Nuevo Sol del PRD, demandó terminar con el mayoriteo y la exclusión de grupos y exigió la dimisión de los responsables de la derrota aurinegra en las últimas elecciones. Agregó que no es necesario que su partido cambie de nombre o de siglas, sino que desarrolle una línea en que la ciudadanía vea reflejados sus anhelos. Por su parte, la corriente Nueva Izquierda defendió la alianza con el PAN y pidió al Perderé (así le dicen) reformar estatutos, equilibrar el juego de las tribus en la dirección, desterrar el clientelismo y, ya encarrerada, demandó no tolerar actos de corrupción. Izquierda Democrática Nacional propone cambio de nombre y hasta de emblema, lo que implicaría renegar del sol azteca diseñado por Rafael López Castro. Los galileos, una de las 16 tribus del PRD, están de plano por crear un nuevo partido (¿Con los panistas?). Más realista, Estephany Santiago, del Foro Nuevo Sol, advirtió de que “de nada vale cambiar el cascarón si la forma de manejar las cosas es igual”. Pues sí.

Polevnsky incendia a Morena

Después de que el Congreso de Morena acató el dedazo y aceptó que Yeidckol Polevnsky siguiera al frente del partido, la señora parece empeñada en amarrar navajas entre Morena y sus aliados. Primero la emprendió violentamente contra Cuauhtémoc Blanco, gobernador electo de Morelos, porque en el reparto de chambas no incluyó a morenistas, lo que de inmediato desmintió el futbolista. Luego, la dama del nombre impronunciable se puso a sonarle a Alejandro Murat, a quien acusó de meterse en asuntos internos de Morena: “No vamos a permitir que ningún gobernador, en este caso el de Oaxaca, se meta a tomar decisiones”, a lo que respondió el aludido que han sido cordiales “las reuniones con el presidente electo” (ya saben quién), como diciéndole a la rijosa que no ande fabricando enemigos, pues basta con los que tiene su partido y los que inevitablemente le irán surgiendo. Así es.

Tres aspirantes a la secretaría del PRI

Héctor Gutiérrez de la Garza, secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional, Rolando Zapata, ex gobernador de Yucatán, y Aurelio Nuño, el gran estratega de la derrota, aspiran a ocupar la secretaría general del PRI. Al primero se le identifica con Manlio Fabio Beltrones, al segundo lo apoya un grupo de gobernadores y a Nuño lo respalda Luis Videgaray, quien carece de respaldo. Uno de los tres, si no surge otro aspirante, acompañará a Claudia Ruiz Massieu en la ingrata tarea de dar cristiana sepultura al partido que gobernó a México la mayor parte del siglo XX. Requiescat in pace.

Va por los votos de la corte celestial

Fiel a la mochería de su partido, doña Teresa Jiménez, alcaldesa de Aguascalientes, asistió al reventón de cumpleaños de José María de la Torre Martín, donde festejó con pastel y tequila a este pastor a quien le pidió, dicen las malas lenguas, los votos de las once mil vírgenes y de toda la corte celestial, pues quiere reelegirse en 2019, lo que se ve difícil ante el auge de Morena, cuyo líder no se queda atrás e invoca el apoyo del papa Bergoglio. En fin, un duelo que habrá de dirimirse en las alturas.

Murió Roger Aguilar

En Mérida, Yucatán, murió Roger Aguilar Salazar, diputado electo de Morena. Aguilar militó en el Partido Comunista Mexicano y en los años ochenta, al producirse la serie de fusiones de la izquierda, transitó por el PSUM y el PSR, hasta llegar al PRD. Con la escisión encabezada por Andrés Manuel López Obrador, pasó a formar parte de Morena y en las elecciones del pasado julio fue electo diputado federal por Yucatán. La muerte le impidió tomar posesión de su curul. Un militante de toda la vida.

Chapulín chiapaneco

Muy oportunamente, el Congreso de Chiapas modificó a finales de agosto un par de artículos de la Constitución local para arreglarle el pasto a Manuel Velasco Coello, que quería seguir brincando sin interrupción de cargo en cargo en el césped político, esta vez rumbo al Senado de la República. Los legisladores locales concedieron a Velasco apartarse temporalmente de su cargo de gobernador para tomar protesta como senador y después, por qué no, regresar al gobierno chiapaneco, dizque para concluir su noble encomienda. Tras una acalorada discusión, el Senado primero le negó el permiso para separarse de sus funciones como legislador y luego se lo otorgó, dicho sea de paso, gracias a la bancada morenista; así quedó cumplido el deseo del gober verde de regresar a Chiapas ya con su hueso de senador con licencia y al mismo tiempo como gobernador sustituto de sí mismo hasta el 8 de diciembre, fecha en que terminará su mandato.

Kiwis en el Congreso

El mismo día en que el Senado de primera instancia le negaba la licencia a Manuel Velasco para regresar al gobierno de Chiapas pero horas más tarde reviró y se la otorgó, casualmente cinco diputados del Partido Verde decidieron mudarse a la bancada morenista. En un acto heroico estos legisladores sacrificaron su verde investidura con tal de que se impulsen políticas a favor de niños con cáncer. El trasvase no obedeció a un trueque, como aseguraron algunos malintencionados, consistente en darle mayoría en San Lázaro al partido de quien será presidente de la República a partir del 1º de diciembre a cambio de que los morenistas le concedieran licencia –como lo hicieron– a Velasco. Los cinco diputados kiwi, morenos por fuera y verdes por dentro, son Francisco Elizondo, Nayeli Fernández, Erika Rosas Uribe, Ana Patricia Peralta y Humberto Pedrero Moreno. Este último fue secretario de Hacienda en el gobierno de Velasco y en el pasado proceso electoral presentó documentación falsa para acreditar su supuesto origen indígena, motivo por el cual su candidatura fue impugnada por el partido al que ahora pertenece.

error: Alert: Content is protected !!