You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
sábado 23 de febrero de 2019

Para Lectores y Electores Febrero 2019

Voz y Voto

Batida al huachicol y repliegue poblano

Con la muerte de la gobernadora poblana Martha Érika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle se desató una feroz campaña contra el presidente López Obrador, a quien entre insultos y otras lindezas se le quería culpar por la caída del helicóptero. Curiosamente, la campaña cesó de manera abrupta cuando el presidente lanzó la batida contra los huachicoleros. Y no es por nada, pero Puebla ha sido líder en el robo de combustibles y, como lo sabe todo estratega, cuando ocurre un enfrentamiento con una fuerza superior lo mejor es replegarse. El miedo no suele viajar a lomo de jumento.

Apoyo social pese a la escasez

Largas colas, gasolineras sin servicio, desorden en el suministro y otras molestias no han restado apoyo a la guerra contra el huachicol. En el noticiero de Imagen TV, Ciro Gómez Leyva informó que, según la encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica, de ocho a nueve personas apoyan el combate contra los ladrones de combustible, en tanto que apenas una de cada diez se opone a la medida. La agencia Mitofsky dice que 56.7 por ciento respalda al presidente y 36.3 por ciento no. De las Heras concede al gobierno una aprobación de 72 por ciento contra 18. Por su parte, el diario Reforma, insospechable de simpatía alguna por López Obrador, le otorga 62 por ciento de aprobación a la campaña contra 27 por ciento que no la aprueba. Quien recabó los mejores números para el Ejecutivo fue el periódico El Financiero, que puso los porcentajes en 89 y 11.

En el TEPJF, ¿pleito suspendido?

Después de un atropellado proceso, manipuleo de urnas y acusaciones mutuas de los partidos en liza, la elección de gobernador de Puebla llegó hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde por mayoría simple se otorgó la victoria a la ahora finada Martha Érika Alonso, lo que suscitó la indignación de José Luis Vargas, magistrado que se encargó de preparar el expediente jurídico del caso, cuyas conclusiones eran contrarias a la resolución del órgano colegiado. Siguió al fallo un enfrentamiento entre Vargas y la presidenta del Tribunal, Janine Otálora, a quien el primero solicitó su renuncia por considerar que “ya no cumple con el perfil” que exige el cargo, pues, entre otras cosas, agregó el magistrado, existen irregularidades de orden jurisdiccional por un manejo inadecuado de los expedientes. Por lo pronto, no parece que la magistrada Otálora se haya dado por enterada o al menos no se ha manifestado en torno a la renuncia, por lo cual tendremos un Tribunal dividido y en conflicto. A ver cómo nos va.

Reviven la cédula de identidad

El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (para que siga la rima) celebró un acuerdo con el presidente del Instituto Nacional Electoral para impulsar la cédula de identidad, asunto postergado pese a que el Renapo (Registro Nacional de Población), encargado de elaborar ese documento, hasta ahora solo ha podido registrar a dos millones 600 mil menores de edad y expedir menos de cien mil credenciales. En la reunión citada, el INE ofreció a Gobernación su equipo, conocimiento y experiencia para hacer realidad el registro, sobre todo de los menores de 18 años, aunque se corre el riesgo de que la credencial de elector acabe en la basura, desplazada por dicho registro. ¿No sería mejor fundir ambas instituciones y crear una, autónoma, para encargarse de todo el proceso? ¿O se trata de promover, oootra vez, la duplicidad de funciones que tan costosa resulta para los mexicanos?

Quadri, el secesionista

Gabriel Quadri fue candidato a presidente de la República por el Panal, partido que ya recibió cristiana sepultura. Pero si alguien se quiere explicar la derrota del señor, basta con que lea un tuit en el que exhibe la sensibilidad política de la roca. Dice el mensajito: “Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente”. Celebremos pues que el cuadrado señor no haya llegado a la Presidencia, porque, a la manera de Antonio López de Santa Anna, le habría vendido el territorio de esos estados al mejor postor y con todo y población. Mejor que se venda a sí mismo, tal vez halle un ingenuo comprador.

Deja el PRI César Augusto Santiago

Después de 60 años de militancia y de un generalizado reconocimiento como el mapache mayor, César Augusto Santiago ha decidido abandonar el PRI, y no porque el ex partidazo haya sido enviado al tercer lugar en la pasada carrera presidencial, sino porque se dice harto de los excesos de Enrique Peña Nieto y de que Claudia Ruiz Massieu, presidenta del partido tricolor, adopte decisiones al margen de la militancia “para seguir ejerciendo un muy reducido poder”. Desde luego César Augusto no se lanza al vacío, sino que ahora buscará crear un partido basado en Alternativa, la agrupación política que encabeza, la cual cuenta, dice, con ¡90 mil afiliados! ¿Será?

¿Pos no que muy austeros, maestros?

En el Congreso de Morelos, los seis diputados de Morena, aliados con los cuatro del Partido del Trabajo y los tres de Encuentro Social, sufrieron un ataque de amnesia y olvidaron sus promesas de campaña, como disminuir sus percepciones y bajar el presupuesto de la Cámara a la que pertenecen. Echando mano de su mayoría –tienen 13 de un total de 20 legisladores–, decidieron aprobarse un presupuesto de 528 millones de pesos, cien más que en el ejercicio anterior. La sentencia de Lord Acton resonó en el recinto parlamentario: “El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

En Guardia

El miércoles 16 de enero, en sesión extraordinaria, la Cámara de Diputados aprobó la reforma constitucional para dar bases a la creación de la Guardia Nacional. Fueron 362 votos a favor, 29 más que el mínimo requerido (en caso de que hubieran asistido los 500 diputados), provenientes de las bancadas de Morena, PT, PES, PVEM y PRI. La sorpresa la dio el grupo tricolor al aparecer, por primera vez, del brazo y por la calle con Morena, en un asunto por demás polémico. Como se sabe, la pretensión del presidente López Obrador es retomar la anacrónica figura de la Guardia Nacional y usarla como envoltura para desaparecer la Policía Federal, creada en 1998, para dar paso a un cuerpo de seguridad híbrido, en el que coexistan soldados, marinos y policías, con mando operativo militar y planeación civil, a la usanza de lo que hace décadas tiene Francia con su Gendarmería. El problema para el presidente es que sus propios diputados le enmendaron la plana en lo que aprobaron, al disponer que el mando deberá ser civil y además quitarle el piso a la continuidad de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, al eliminar un artículo transitorio que legitimaría esas tareas en tanto la Guardia Nacional entrara en operaciones y diera resultados. En la conferencia mañanera del día siguiente (17 de enero), el mismo López Obrador manifestó su desacuerdo y pidió a los senadores que enmendaran la plana a los diputados, lo que de inmediato provocó roces y contradicciones en las filas de Morena y entre sus grupos parlamentarios. Para colmo, en alarde de autopromoción, el diputado Pablo Gómez, conocido por su (in)modestia, se vanaglorió de haber sido autor del entuerto en las filas del nuevo oficialismo. Al cerrar esta edición los morenos seguían discutiendo si habría un segundo periodo extraordinario o mejor se esperaban al inicio de febrero, para que los tamales de la Candelaria pudieran ser degustados en armonía y paz en las oficinas del partido oficial en San Lázaro y Reforma.

Mujeres, la igualdad que avanza, pero…

Hace poco más de 60 años que las mexicanas votaron por primera vez en una elección presidencial. Resultó triunfador Adolfo López Mateos, quien designó subsecretaria de Asuntos Culturales de la SEP a doña Amalia González Caballero “de Castillo Ledón” (apellido del esposo), primera mujer en ocupar una Subsecretaría. Fue en 1964 cuando por primera vez hubo mujeres ocupando sendos escaños en el Senado, Alicia Arellano Tapia y María Lavalle Urbina. En 2019 se cumplirán 40 años de que Griselda Álvarez se convirtió en la primera gobernadora. En1980 Rosa Luz Alegría fue la primera mexicana en ocupar una Secretaría de Estado. Catorce años después, María de los Ángeles Moreno fue la primera mujer en presidir el Partido Revolucionario Institucional. La reforma electoral de 1996 estableció que 30 por ciento de las candidaturas a diputadas y senadoras debía ser para mujeres, cuota que se aumentó a 40 por ciento en 2008, lo que lamentablemente derivó en la tramposa elección de las Juanitas, mujeres que ganaban la curul para cederla al suplente varón, lo que luego se modificó. En el sexenio pasado se estableció que cada partido debía destinar a las mujeres la mitad de sus candidaturas. La pregunta obligada es: ¿Cuándo tendremos una presidenta de la República?

error: Alert: Content is protected !!