You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
sábado 23 de febrero de 2019

Los sesgos del PREP

Oscar Pérez-Laurrabaquio

El 1° de julio de 2018 se celebró el proceso electoral más grande, fiscalizado y vigilado en la vida democrática del país. Se eligió un total de 3,406 cargos de nivel local y federal,1 incluidas nueve gubernaturas, la renovación del Poder Legislativo y la Presidencia de la República. El contundente triunfo de la coalición encabezada por Andrés Manuel López Obrador contrapone dos resultados propios de analizarse: (i) la solidez de un árbitro electoral que ratifica por tercera ocasión consecutiva en lo que va del siglo la alternancia de poderes a través del sistema de partidos, y (ii) un complejo esquema de votación, que dificulta y retrasa el escrutinio, traslado y publicación de los resultados.

En el cumplimiento de sus funciones, el INE cuenta con tres instrumentos de carácter científico que garantizan la seguridad en los diversos tipos de elección: conteo rápido, Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y cómputos distritales (véase el Cuadro 1). Como la materia prima del PREP son las actas de escrutinio y cómputo que los funcionarios de casilla llenan al cierre de la votación, sus resultados son el medio de mayor transparencia para consultar los votos (e inconsistencias) de todas y cada una de las casillas instaladas. Dada su relevancia, este artículo aborda el funcionamiento de dicho programa, así como algunos sesgos atribuibles a nuestro sistema electoral, que entorpecen el rápido y correcto procesamiento de la información (tal como ocurrió en los pasados comicios).

El PREP y sus sesgos

Diseñado con base en las experiencias electorales de 1988, el PREP es un mecanismo de información que acopia, captura y verifica de manera inmediata al cierre de la jornada electoral (8 a.m.-6 p.m.) las actas de escrutinio y cómputo del total de casillas esperadas (véase el Cuadro 2). Para que los resultados de la votación se incorporen adecuadamente a la estadística del sistema, los funcionarios de casilla insaculados meses antes de celebrarse los comicios, cuentan, trasladan y entregan los paquetes electorales y actas PREP a su correspondiente junta distrital (300 en todo el país). Una vez que se captura y verifica la información de las actas, el INE monitorea y transmite en tiempo real (de las ocho de la noche del día de la elección a las ocho de la noche del día siguiente) los datos y actas digitalizadas de las elecciones a su cargo: Presidencia, senadurías y diputaciones federales.

Aunque el PREP se sustenta en un moderno sistema de informática capaz de incorporar toda la información de la votación a hojas de cálculo, su natural dependencia del voto físico le impide la captura del total de actas esperadas en las 24 horas de su funcionamiento (de ahí su carácter de preliminar). Para explicar el lento funcionamiento del PREP nacional 2018, a continuación se muestran cuatro sesgos atribuibles a nuestro sistema electoral, que repercuten directamente en la operación del programa.

Ubicación de casilla

Uno de los sesgos más característicos del PREP tiene que ver con el supuesto de no aleatoriedad en la distribución de las secciones electorales, es decir, el de un experimento estadístico de tipo censal, que recibe los paquetes electorales dada la distancia “casillas electorales-juntas distritales”. Contrariamente a su obviedad, el sesgo ubicación de casilla tiene implicaciones de importancia para el PREP, ya que son precisamente las condiciones geográficas y de husos horarios las que no permiten proyectar resultados estadísticos de un virtual ganador, como sí ocurre con ejercicios matemáticos como el conteo rápido.2 La Figura 1 ilustra, en buena medida, el sesgo casilla urbana contra casilla rural de las tres últimas elecciones de presidente de la República.

En las tres primeras horas de su funcionamiento, en 2006 el PREP acopió el 64 por ciento de casillas urbanas por un 23 por ciento de casillas rurales; en 2012, el 28 y siete por ciento, respectivamente, y en 2018, el nueve y seis por ciento. La evidente ventaja de la casilla urbana le permite reducir el tiempo de traslado de sus paquetes electorales y adelantar preliminarmente al partido o candidato mejor posicionado. No obstante, el bajo porcentaje acumulado de actas en 2018 (si se considera que el PREP operó una hora más de lo previsto, como se ve en el Cuadro 2), no parece ser exclusivo de las características atribuibles a la ubicación de las casillas.

Actas con inconsistencias

En apego al Anexo 13 del Reglamento de Elecciones, Título III, Capítulo II, para que un acta de escrutinio y cómputo forme parte del agregado de la votación (actas contabilizadas) deben cumplirse los siguientes criterios: (i) la suma de todos los votos asentados en el acta PREP no excede el número máximo de ciudadanos en la lista nominal; (ii) la suma de todos los votos en casillas especiales no excede el número máximo de boletas aprobadas (750 por cargo); y (iii) los recuadros destinados a partidos políticos, candidaturas independientes o partidos coaligados tienen cuando menos un voto legible en toda la casilla. A juicio de este trabajo, la clasificación de las actas por tipo de inconsistencia plantea un análisis poco frecuente en el escrutinio de la votación: el sesgo actas con inconsistencias.

Distinguiendo entre el número total de actas capturadas con inconsistencias y sin ellas, el porcentaje de captura del PREP 2018 avanzó más lentamente en aquellas casillas con algún tipo de irregularidad (Cuadro 3). En promedio, mientras que un acta PREP sin inconsistencias fue capturada a las seis de la madrugada del 2 de julio, un acta con inconsistencias se capturó dos horas y media después (Figura 2.1). Las razones pueden ser: (i) las tareas adicionales (de interpretación y validación) que les generan a escrutadores y capturistas las boletas emitidas con votos ilegibles o sin dato (Figura 2.2); y (ii) el desgaste del sistema en su conjunto, por el tiempo invertido en las actas no contabilizadas, que retrasan a su vez el procesamiento de las que sí se contabilizan (Figura 2.3).

 

Aunque las actas con inconsistencias se vinculan directamente con la educación electoral de la ciudadanía, una legislación que permite más de diez formas válidas de votar3 dificulta aún más el arduo trabajo del funcionario de casilla. Por ejemplo, si partimos de que cualquier tipo de signo, nombre, apodo o leyenda debe considerarse voto válido, aumenta la propensión a que existan boletas marcadas como nulas, situación que sobrecarga el avance del PREP. Asimismo, la posibilidad de elegir más de un recuadro en la boleta electoral (por el voto en coalición) también puede ser una causa del lento escrutinio y procesamiento de la información, escenario alimentado por nuestra ley electoral, dado el bajo porcentaje de votos (tres por ciento en cualquiera de las elecciones que renuevan a los poderes Legislativo o Ejecutivo) que necesitan los partidos políticos para mantener su registro.4

Casilla única

Como resultado del trabajo interinstitucional del otrora instituto electoral y los OPLE, el Consejo General del ine aprobó, en noviembre de 2014, el Acuerdo INE/CG269/2014, por el que se establece el modelo de casilla única. La novedad de esta reforma es que en el caso de elecciones federal y locales coincidentes se deberá instalar una única casilla, de conformidad con los artículos 253 al 258 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE). Entre sus ventajas, la casilla única se dispone a homologar las tareas de escrutinio y cómputo de ambos tipos de comicios, de modo que disminuyan los costos de logística y espacios idóneos para el desarrollo de la jornada electoral.

En razón de que hubo elecciones concurrentes en 30 entidades del país, vale la pena evaluar su presumible impacto, como variable explicativa en la obtención de los resultados preliminares. Si partimos de que en algunos estados se votó hasta por seis cargos de elección popular (con 750 boletas cada uno, aproximadamente), el esquema de casilla única procesó en una misma mesa la votación de hasta seis actas diferentes, esto es, 4,500 boletas por sección electoral (Cuadro 4).

Para ilustrar el efecto retrospectivo de la casilla única, la Figura 3 muestra el porcentaje de avance por número de cargos, de los PREP de presidente de 2006 a la fecha. En resumen, si la ciudadanía ejerce su voto en dos casillas (como en 2006 y 2012), las curvas del acopio de actas tienen una trayectoria más alta que cuando solo existe una casilla (2018); en otras palabras, la homologación de ambos procesos impone un nuevo retraso al sistema PREP: el sesgo casilla única. Cabe decir que una evaluación más exhaustiva tendría que aislar de la Figura 3 el crecimiento piramidal de la población y la participación electoral, que únicamente suavizaría al sesgo considerado.

PREP casilla

El cuarto y último sesgo tiene que ver con un área de oportunidad poco explorada ex ante el funcionamiento del sistema PREP: la automatización tecnológica del traslado de la votación. Utilizada por vez primera en los comicios de Nayarit y Veracruz del año pasado, la aplicación PREP casilla es una app de teléfono celular que digitaliza las sábanas de votación desde su casilla, para mandarlas electrónicamente a los Centros de Acopio y Transmisión de Datos (CATD) con sede en las 300 juntas distritales. En comparación con la digitalización por escáner, esta aplicación reduce significativamente el tiempo de traslado de los resultados electorales, lo que permite la captura de un mayor número de actas en menor tiempo (Figura 4).5

La utilidad de este tipo de tecnologías es que no solo aceleran los procesos habitualmente realizados por la ciudadanía, sino que exponen lo arcaico y complejo del esquema electoral. Por mencionar un ejemplo, si al sesgo de 2018 de la Figura 1 se le aplica el sistema PREP casilla, el porcentaje de captura de las curvas “casilla urbana-casilla rural” aumenta de manera importante, como se muestra en la Figura 5. Por consiguiente, la introducción de nuevas tecnologías a las diferentes etapas del proceso electoral ayuda a mitigar los obstáculos que enfrenta el PREP, y a dotar de confianza, tranquilidad y certeza a votantes y elegibles.

Comentario final

Con base en los archivos de resultados del PREP, este artículo analizó el flujo de datos desde la casilla para el proceso federal electoral de 2018, prestando especial atención a los sesgos que retrasan la operación del programa. La conclusión a la que se llega es que un abigarrado, barroco y costoso esquema de votación demora la obtención de los resultados preliminares, a partir de la ubicación de las casillas, el difícil llenado y captura de las actas, la logística de las elecciones concurrentes y el (des)uso de las innovaciones tecnológicas. La consecuencia que un sistema como este puede desatar en un contexto de resultados competidos es una crisis postelectoral que desmerezca el buen trabajo del árbitro electoral y, especialmente, el de miles de mexicanos que cuentan y vigilan cada uno de los sufragios emitidos.

En espera de las elecciones locales e intermedias de los próximos años, se abre la posibilidad de revertir los obstáculos de la legislación actual, para construir un proceso de reforma que apunte a la sencillez, prontitud y veracidad de los resultados, y al uso de innovaciones tecnológicas que minimicen la desconfianza en los actores e institutos electorales.

De otra forma, lo sobrecargado de nuestro sistema de votación seguirá anclado al andamiaje de un posible fraude electoral.

* Economista; investigador independiente.
1 Calendario electoral 2018, disponible en el portal del INE: https://www.ine.mx/
2 Véase una detallada explicación del conteo rápido en Conteos rápidos: procesos electorales federal y locales 2017-2018, disponible en el portal del INE.
3 Véase Cuadernillo de consulta sobre votos válidos y votos nulos para la sesión especial de cómputos. Proceso electoral federal 2017-2018, disponible en el portal del INE.
4 Artículo 41, base I, párrafo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
5 De ninguna manera el uso de esta aplicación exime del traslado y acopio de los paquetes electorales y actas PREP a su correspondiente junta distrital.
error: Alert: Content is protected !!