Jueves 26 de abril de 2018

Los finalistas 

Patricio Ballados V.*

En enero y febrero de este año, 45 aspirantes a una candidatura independiente al Senado y 46 a la Presidencia de la República –que permanecieron en el proceso hasta el final– terminaron sus respectivos plazos de 97 y 127 días para recabar el apoyo ciudadano necesario conforme a la ley.1 Como desarrollé en un artículo anterior,2 de las y los 143 aspirantes a una diputación federal que concluyeron su periodo de 67 días, 39 cumplieron con los umbrales mínimos de apoyos ciudadanos válidos y dispersión geográfica tras el proceso de verificación final que llevó a cabo la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electorales (DERFE) sobre los apoyos preliminarmente encontrados en la lista nominal de cada distrito electoral, además de que cumplieron satisfactoriamente con los requisitos de fiscalización, por lo que sería de esperarse que las juntas distritales ejecutivas recibieran la documentación necesaria de cada aspirante para su registro como candidata y candidato independiente a una diputación federal.

Al igual que en el caso de estos aspirantes, el INE realizó un muestreo para determinar la veracidad de los apoyos preliminarmente encontrados en la lista nominal, entregados por las y los aspirantes a senador y a presidente de la República, con el objetivo de determinar quiénes cumplieron cabalmente con los requisitos establecidos por ley,3 y así dar certeza y validez al proceso y a la ciudadanía sobre la eventual candidatura de la o el aspirante.

En este artículo describo el proceso de verificación de apoyos ciudadanos que llevó a cabo el INE una vez terminados los plazos para senadurías y Presidencia de la República, sobre aquellas y aquellos aspirantes con posibilidades de conseguir la candidatura independiente con base en los resultados preliminares: nueve aspirantes a una senaduría y tres aspirantes a la Presidencia.

La ruta de verificación

Apoyos en papel (régimen de excepción)

Las y los aspirantes podían optar por entregar apoyos ciudadanos mediante el método tradicional en 283 municipios de muy alta marginación aprobados por el Instituto como parte del régimen de excepción. Para la verificación de estos apoyos, los funcionarios de las juntas locales ejecutivas para el caso de aspirantes a senadurías y de la Dirección de Partidos Políticos del INE para los de Presidencia revisaron ocularmente estos registros para su posterior captura, señalaron si había inconsistencias y descartaron todos aquellos que no pertenecieran a alguno de los municipios en régimen de excepción.

Apoyos captados mediante la app

Con base en las irregularidades detectadas, el Instituto consideró necesario llevar a cabo una revisión minuciosa para garantizar la autenticidad de los apoyos ciudadanos. Para ello, obtuvo una muestra probabilística de los expedientes electrónicos4 de los apoyos capturados con la app y preliminarmente encontrados en la lista nominal, de quienes podrían cumplir con este requisito.

Para los nueve aspirantes a senadurías, el tamaño de la muestra por aspirante se determinó con base en los distritos electorales de cada entidad federativa, por lo que varió entre 670 y 4,900 registros.5 Por otra parte, para los tres aspirantes a la Presidencia la muestra se basó en 15,433 registros por cada uno.6

Si bien se trataba de información verídica y cierta de ciudadanas y ciudadanos –por ello se encontraron en la lista nominal–, esta revisión buscaba constatar que existía el respaldo que da fe de su autenticidad: la credencial para votar original. De tal suerte, las irregularidades se clasificaron en tres categorías:

  • Simulación de la credencial para votar, es decir, una plantilla o formato donde se colocaron los datos necesarios para que fuesen extraídos por la app.
  • Fotocopia de la credencial.
  • Documento inválido: captura de dos anversos o reversos de la credencial o de otros documentos de identificación, así como la imagen de una credencial de elector tomada de una pantalla o monitor.

El camino al Senado

Con base en los plazos establecidos en la convocatoria para postularse a una candidatura independiente,7 el ine recibió 78 manifestaciones de intención de ciudadanas y ciudadanos interesados en una candidatura al Senado, de las cuales 56 (70 por ciento) fueron procedentes, pero un ciudadano8 desistió antes de recibir su constancia, por lo que 55 aspirantes iniciaron sus respectivos plazos de 97 días para recabar el apoyo ciudadano.

En poco más de tres meses, las y los aspirantes a este cargo recabaron 1,014,303 apoyos ciudadanos. Considerando solo a los 45 aspirantes que terminaron el plazo, la DERFE determinó que 36 no cumplieron con el umbral mínimo requerido en su entidad (dos por ciento de la lista nominal), aunque tres de ellos sí cumplieron con el requisito de dispersión geográfica,9 lo que bien podría indicar una base sólida de apoyo a lo largo de la entidad, pero no lo suficiente para ser representativa. Así, preliminarmente nueve aspirantes continuaban en el proceso para conseguir el registro de su candidatura independiente (Tabla 1).

Una vez llevada a cabo la muestra probabilística, seis de esos nueve aspirantes no tuvieron inconsistencias superiores al diez por ciento de sus registros, por lo que puede presumirse que entregaron apoyos genuinos, apegados a los criterios establecidos por ley y suficientes para superar tanto los umbrales mínimos como su dispersión geográfica. De hecho, tres de ellos tuvieron una tasa de efectividad superior al 90 por ciento, es decir, nueve de cada diez apoyos que entregaron fueron válidos.10

Tres aspirantes tuvieron inconsistencias arriba del diez por ciento, sobre todo por casos de fotocopias, por lo que el INE revisó 62,091 apoyos preliminarmente encontrados en la lista nominal, de José Arturo Gómez González (Aguascalientes), Soledad Romero Espinal (Guerrero)11 y Raymundo Vázquez Conchas (Tlaxcala), quienes fueron notificados por las juntas locales ejecutivas para que posteriormente pudieran ejercer su garantía de audiencia.

Tras la revisión de estos apoyos, solo la aspirante Soledad Romero de Guerrero (la única mujer de los nueve aspirantes) se mantuvo por arriba de los umbrales mínimos de dos por ciento en toda la entidad y uno por ciento en al menos la mitad de sus distritos electorales (Tabla 2).12

Es así que de los nueve aspirantes que preliminarmente habían cumplido con los umbrales mínimos de apoyos en la lista nominal, siete permanecieron tras la verificación final, como quedó aprobado por el Consejo General del INE el 28 de febrero de 2018, en el Dictamen sobre el cumplimiento del porcentaje de apoyo ciudadano requerido para el registro de candidaturas independientes a una senaduría en el proceso electoral federal 2017-2018, el cual expone con mayor claridad todo el proceso que siguieron estos aspirantes desde su manifestación de intención hasta los resultados de la verificación final.13

El camino la Presidencia

Al igual que para el Senado, este es el primer proceso en que se puede aspirar por la vía independiente a competir para presidente de México. De 87 personas interesadas, 48 cumplieron con los requisitos (55 por ciento) y entre el 16 y 19 de octubre comenzaron sus 127 días para recabar el mínimo de 866,593 apoyos válidos, distribuidos en al menos 17 entidades.

Los apoyos ciudadanos recabados por estos aspirantes representaron 80 por ciento de los apoyos por los tres cargos: del total de nueve millones de apoyos recibidos, 7.2 millones fueron de aspirantes a una candidatura independiente a la Presidencia, y el 90 por ciento se concentró en cuatro de ellos (Tabla 3).

 

Sin duda la Presidencia de la República es el cargo que ha llamado más la atención de la ciudadanía y al que se ha dado mayor cobertura mediática. Esto no es de sorprender, su interés es generalizado por ser el único cargo de alcance nacional. El ine tiene la responsabilidad fundamental de asegurar la validez de cada apoyo para garantizar que el próximo 1º de julio, de haber un candidato o candidata presidencial independiente en la boleta, sea por decisión de la ciudadanía.

Siguiendo la misma ruta, el Instituto realizó la muestra probabilística de los apoyos recibidos por la app de cada uno de los tres aspirantes que preliminarmente cumplieron con los requisitos de apoyos ciudadanos: más de 866,593 firmas en al menos 17 entidades. Con los resultados de este ejercicio, se determinó revisar la totalidad de los apoyos, pues cada uno había tenido inconsistencias superiores al diez por ciento.14 En paralelo a la revisión de más de tres millones de apoyos entre los tres aspirantes, el ine se percató de otro tipo de inconsistencias que no se encontraron en los registros de los aspirantes a diputaciones y senadurías: irregularidades en las cédulas en papel entregadas de acuerdo con el régimen de excepción.15

De los tres aspirantes –Ríos, Rodríguez y Zavala– el INE recibió 196,031 apoyos en papel, de los cuales 28,889 no pertenecían a alguno de los 283 municipios de alta marginación, por lo que no fueron tomados en cuenta.16 Entre estos registros en papel, se encontraron inconsistencias por simulación de la credencial de elector o por fotocopias de la credencial para votar con leyendas alusivas a otro trámite, servicio o actividad. Lo anterior plantea un tema de reflexión adicional, pues podría ser un indicio de que la fotocopia que respalda el apoyo fue obtenida para un fin distinto a este proceso.17

Tras la revisión final de los apoyos preliminarmente encontrados en la lista nominal y capturados con la app, solo Margarita Zavala se mantuvo por arriba de los umbrales mínimos de uno por ciento de la lista nominal y la dispersión geográfica, aunque en los tres casos se detectaron irregularidades por simulación, fotocopias e imágenes de otros documentos diferentes a la credencial para votar, es decir, documento inválido (Tabla 4).

Los aspirantes fueron notificados de cada registro irregular y del tipo de inconsistencia advertido para que en los cinco días posteriores tuvieran la oportunidad de ejercer su garantía de audiencia y manifestar lo que a su derecho conviniera. Agotada esta fase, el Consejo General conocerá el respectivo dictamen a finales de marzo, antes del día 29, fecha en que se declara la procedencia de todas las candidaturas a un puesto de elección federal, de coaliciones, partidos políticos e independientes.

1º de julio

De momento, 47 personas acreditaron uno de los requisitos indispensables para llegar a la boleta por la vía independiente: 39 a una diputación federal, siete al Senado y una a la Presidencia de la República. Entre los cargos al Congreso de la Unión, 16 entidades muy probablemente tendrán candidatas y candidatos independientes en su boleta.

Para diputaciones federales, serían dos candidaturas en Chiapas (distritos 6 y 10); cuatro en Chihuahua (distritos 1, 2, 3 y 4); una en Guanajuato (distrito 12); tres en Guerrero (distritos 2, 4 y 5); una en Hidalgo (distrito 2); cuatro en Jalisco (distritos 8, 10, 13 y 16); dos en Michoacán (distritos 9 y 10); dos en Morelos (distritos 1 y 4); nueve en Nuevo León (distritos 3, 4, 5, 7, 8, 9, 10, 11 y 12); una en Oaxaca (distrito 6); dos en Sinaloa (distritos 2 y 5); una en Sonora (distrito 6); cuatro en Tabasco (distritos 1, 2, 3 y 6); dos en Tamaulipas (distritos 7 y 8) y una candidatura en Veracruz (distrito 4).

Para senadurías, sería una candidatura en cada una de las siguientes entidades: Baja California Sur, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Sinaloa y Tlaxcala.

Durante más de cuatro meses una discusión importante sobre el proceso electoral fue si habría algún independiente en la boleta presidencial. Tres aspirantes superaron de manera preliminar los umbrales con un margen de apoyo relativamente amplio, pero por las inconsistencias en estos apoyos solo una cumplió con los requisitos de ley. Al respecto, pongo a consideración dos reflexiones.

Primera, el uno por ciento de la lista nominal nacional (hoy, 866,593 ciudadanos) y el uno por ciento en por lo menos 17 entidades es un piso de consecución difícil pero no imposible. Tras la experiencia de este proceso electoral federal, deberá analizarse si los requisitos establecidos cumplieron con el objetivo trazado en la reforma electoral de 2014.

Y segunda, las reglas son tan importantes como la forma en que actúan todas y todos los interesados. No debemos olvidar que, si bien la autoridad cumple su papel y no cejará hasta no haber garantizado la autenticidad y legalidad de los apoyos ciudadanos, el proceso parte de la buena fe. Una mayor participación de la ciudadanía abonará a una mayor exigencia. Sin duda las candidaturas independientes son una alternativa a los partidos políticos y responden a la pluralidad de voces en el espectro democrático del país. Habrá 47 de estas opciones el 1º de julio; en estos  meses que preceden a la elección escucharemos sus propuestas y como ciudadanos decidiremos quién o quiénes sí y quiénes no nos convencen. Por ahora, lo bueno apenas comienza.

* Director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral.
1 El artículo 369-2, (a) (b) de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) establece 90 días para las y los aspirantes a una senaduría y 120 para aspirantes a la Presidencia de la República; sin embargo, el Acuerdo INE/CG514/2017 amplió en siete días los plazos para cada cargo.
2 Patricio Ballados, “Andanzas y vericuetos”, Voz y Voto núm. 301, marzo de 2018, págs. 8-12.
3 En el caso de quienes aspiraban a una candidatura independiente para el Senado, los requisitos mínimos de apoyos eran dos por ciento de la lista nominal de la entidad federativa correspondiente y uno por ciento de la lista nominal en al menos la mitad de los distritos electorales de esa entidad; para las y los aspirantes a la Presidencia el umbral mínimo de apoyos ciudadanos fue de uno por ciento de la lista nominal de todo el país (866,593) y uno por ciento de la lista nominal en por lo menos 17 entidades (lgipe, art. 371-1,2).
4 Como se mencionó en el artículo publicado el mes pasado en esta revista, el expediente electrónico del apoyo ciudadano se compone de todos los datos capturados o extraídos mediante la app, las imágenes digitales de la credencial para votar, la firma digital de la o el ciudadano y su fotografía viva (si accedió a tomársela).
5 Véase el Anexo 1 del Dictamen sobre el cumplimiento del porcentaje de apoyo ciudadano requerido para el registro de candidaturas independientes a una senaduría en el proceso electoral federal de 2017-2018.
6 El ine juzgó que la muestra debía garantizar la representatividad por ambos requisitos: el umbral global y la dispersión geográfica, por lo que se consideró la proporción de los apoyos que cada aspirante recabó en las entidades. La muestra tuvo un margen de error de +/- uno por ciento y un nivel de confianza de 95 por ciento. Para mayor información sobre esta muestra, véase el Informe de inconsistencias e irregularidades identificadas en el apoyo ciudadano de las y los aspirantes a una candidatura independiente a la Presidencia de la República en el proceso electoral federal de 2017-2018.
7 Convocatoria a las ciudadanas y ciudadanos con interés en postularse como candidatas y candidatos independientes a la Presidencia de la República, senadurías y diputaciones federales por el principio de mayoría relativa, emitida el 8 de septiembre de 2017 mediante la aprobación del Acuerdo INE/CG426/2017 y difundida en los principales diarios de difusión nacional y otros medios. Para consulta en www.ine.mx/candidaturasindependientes.
8 Isaac Moreno Vázquez, del estado de Morelos.
9 El aspirante Armando Aparicio Gallardo de Baja California Sur necesitaba uno por ciento de la lista nominal en un distrito y lo consiguió en dos; el aspirante Uriel López Paredes de Michoacán necesitaba el uno por ciento en seis distritos y lo logró en seis, y el aspirante Luis Fernando Rodríguez Ahumada de Sonora necesitaba uno por ciento en cuatro distritos y lo obtuvo en cuatro.
10 Tasa de efectividad (porcentajes): 96.1 de José Pedro Kumamoto Aguilar (Jalisco), 93.01 de Manuel Jesús Clouthier Carrillo (Sinaloa), 91.02 de Pablo Abner Salazar Mendiguchía (Chiapas). Los otros tres aspirantes que tampoco pasaron por la revisión final tuvieron la siguiente tasa: 85.44 de Obed Javier Pérez Cruz (Tlaxcala), 79.93 de Lorenzo Ricardo García de León Coria (Baja California Sur) y 70.17 de Raúl González Rodríguez (Nuevo León).
11 Cabe destacar que la aspirante Soledad Romero entregó la mayoría de sus apoyos por concepto de régimen de excepción, es decir en cédulas en papel, por lo que la revisión total se hizo solo sobre los 24,719 registros preliminarmente encontrados en la lista nominal capturados con la app.
12 El aspirante Jorge Gómez de Aguascalientes no alcanzó el umbral mínimo ni la dispersión geográfica, mientras que el aspirante Raymundo Vázquez de Tlaxcala solo cumplió con la dispersión.
13 INE/CG113/2018. Adicionalmente, el 14 de marzo el Consejo General aprobó el dictamen de fiscalización para las y los aspirantes a senadurías, que declaró que los siete aspirantes habían cumplido de manera general con sus respectivos informes, por lo que de cubrir los requisitos administrativos adicionales establecidos en el artículo 383-C de la LGIPE, no tendrían problema para conseguir su candidatura independiente a una senaduría por Baja California Sur, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Sinaloa y Tlaxcala.
14 Las inconsistencias se catalogaron igual que en la muestra de las y los aspirantes a senadurías.
15 Seis aspirantes a la Presidencia entregaron respaldos en papel: Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, Armando Ríos Piter, Margarita Ester Zavala Gómez del Campo, María de Jesús Patricio Martínez, Eduardo Santillán Carpinteiro y Jorge Cruz Gómez.
16 Acuerdo INE/CG514/2017.
17 Para conocer a fondo este tema, véase el Dictamen sobre el cumplimiento del porcentaje de apoyo ciudadano requerido para el registro de candidaturas independientes a la Presidencia de la República en el proceso electoral federal 2017-2018.

 

 

error: Content is protected !!