You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
domingo 19 de mayo de 2019

Keith Jarrett. The Köln Concert

Por Fernando Molinar*

Keith Jarrett, pianista extraordinario que nunca deja de sorprender, se ha tatuado en el gusto y corazón de sus seguidores, a partir de ser la punta de lanza de una vanguardia musical que lo mismo imprime un sello único y magistral que temas clásicos de Bach –una de mis interpretaciones favoritas de las Variaciones Goldberg en clavecín–, Händel, Mozart, Shostakovich y Arvo Pärt, o bien, por construir un jazz pleno de profundidad, potencia y sensibilidad.

Dentro de la muy vasta colección que ha construido Jarrett –a partir de 1971 gran parte para el sello especializado ECM– se encuentran una serie de conciertos que fueron concebidos como ejercicios de improvisación para piano solo y que se grabaron en vivo en las ciudades de Colonia, París, Milán, Viena y Tokio; célebres y dignos de escucharse con pasión cada uno de ellos.

Y aunque difícil decir cuál de estos conciertos es mi favorito, es The Köln Concert el que he adquirido y regalado más veces –posiblemente una treintena de ocasiones. Supongo que el hecho de haberlo desgastado tanto bajo la aguja de la tornamesa hasta quedar inservible y tener que comprar un ejemplar nuevo, o bien, regresar a él una y otra vez ante el deseo de hacer un obsequio especial que además dé cuenta de mi fascinación por la música, es una señal inequívoca de cuál de estas piezas es mi predilecta.

El concierto tuvo lugar el 24 de enero de 1975 en la Casa de la Ópera de Colonia, ante un aforo de unas 1,400 personas, y hablar de él me llevó necesariamente a investigar las condiciones y contexto en que tuvo lugar.

La articulación de todas las piezas para lograr el concierto en Colonia estuvo a cargo de una estudiante alemana de nombre Vera Brandes –quien por su aportación a la música, a la medicina y a la relación entre una y otra valdría la pena estudiar y conocer por cuerda separada. En fin, con tan sólo 17 años, Vera tenía a su cargo la difícil tarea de ordenar las piezas para hacer posible The Köln Concert, y dar gusto a un Jarrett conocido por su excentricismo.

Y aquí empiezan las complicaciones. Jarrett había solicitado a los organizadores un tipo de piano en concreto, un Bösendorfer 290 Imperial, el modelo más grande y piano insignia de la empresa vienesa fundada en 1828 por Ignaz Bösendorfer. No obstante este requerimiento previo, el personal de la Casa de la Ópera de Colonia sólo consiguió un piano de la misma marca pero en un modelo de menor tamaño, que además se encontraba en mal estado y muy desafinado. El excentricismo de Jarrett acompañado de un oído absoluto1 puso en jaque el proyecto en su conjunto. Para Jarrett el Bösendorfer que habían conseguido era un bodrio, por lo que avisó la cancelación del concierto. Y aquí entra en escena Vera Brandes otra vez. Su pasión por la música la llevó a insistir sin descanso a Jarrett hasta que logró convencerlo de no abandonar el proyecto.

El concierto tuvo lugar y se construyó en dos movimientos –el segundo movimiento se compone de tres partes. Inicia con un ejercicio de improvisación de 26 minutos y 24 segundos, que al igual que Gould con Bach deja escuchar a un Jarrett imponente al piano, que canturrea guturalmente acompañando con su voz la magia que sale del instrumento.

El segundo movimiento es una improvisación mucho más larga en la que Jarrett buscó compensar las deficiencias del piano del que disponía para aprovecharlo al máximo, obteniendo unos resultados portentosos. Este segundo movimiento, tercera parte, finaliza, con un cierre profundo y emocional que corona la improvisación de Jarrett.

The Köln Concert es una obra suprema en la historia de la música y del jazz, además de único y, en mi opinión, mágico. Cuarenta y cuatro años después, El Concierto de Colonia sigue siendo una obra maestra de una importancia monumental.

1 Oído absoluto, u oído perfecto, hace referencia a la capacidad de identificar la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin la ayuda de un estímulo auditivo referencial (Moulton, 2014).
error: Alert: Content is protected !!