You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
Miércoles 18 de julio de 2018

Jornada electoral y resultados oportunos

Paula Ramírez Höhne*

Por fin llega el día de la elección. Será la más grande movilización ciudadana de la que se tenga registro en nuestro país para ejercer el derecho fundamental de votar, garantizado para todos los ciudadanos mexicanos sin importar su nivel socioeconómico, condición social, raza, origen étnico, género, preferencia política, sexual, o cualquier otra distinción. El día de la elección es el único momento de nuestra vida colectiva en que todos somos tratados como iguales, en que todos podemos ejercer el derecho de elegir a nuestros representantes y gobernantes bajo las mismas condiciones, procedimientos y estándares. No hay casillas VIP, ni personas con derecho a más de un voto: el gran empresario y el más humilde empleado pueden coincidir en una misma casilla, y ambos tendrán exactamente el mismo trato, la misma oferta política, la misma posibilidad de votar en secreto y con libertad; sus votos tendrán el mismo valor que cualquier otro y serán contados por los mismos ciudadanos, bajo la misma vigilancia de partidos y observadores electorales.

En esta elección están llamados a votar más de 89 millones de ciudadanos mexicanos;1 1.3 millones estarán capacitados y listos para ser funcionarios de casilla, y serán acompañados por los representantes de partidos y de candidatos, así como por más de 12 mil observadores electorales.2 Cerca de 45 mil capacitadores y supervisores electorales del INE y 34 mil más de los OPLE estarán desplegados a lo largo y ancho del territorio nacional para asistir el trabajo en las casillas y reportar puntualmente lo que ocurra en cada una de ellas.

Todo está listo para que salgamos a votar el 1º de julio. Se han agotado las actividades preparatorias de la jornada electoral de acuerdo con el calendario programado, se han practicado una y otra vez los procedimientos previstos para la recepción y conteo de la votación, y se realizaron los simulacros para ensayar la elección y poner a prueba el funcionamiento de sus sistemas. Han sido diez meses de preparación intensa para llegar hasta aquí. ¿Qué podemos prever de este día tan esperado?

Instalación de las casillas

Durante los cinco días anteriores a la jornada el INE entrega la documentación y materiales electorales a los ciudadanos que fueron nombrados presidentes de casilla, para que sean ellos quienes lleven, el domingo 1º de julio, todo lo necesario para su instalación. Ahí, a las siete y media de la mañana el presidente se reúne con el resto de los ciudadanos designados y capacitados para integrar la casilla (seis en total, contando al presidente),3 así como con los representantes de los partidos políticos y de candidatos independientes. Ante ellos, los funcionarios de casilla revisan la documentación electoral (boletas, cuadernillos de operaciones, actas), arman las urnas transparentes y las mamparas para el voto secreto, organizan todo el material (marcadores, líquido indeleble, listas nominales) y acondicionan el espacio para posibilitar la votación.

Inicio de la votación y desarrollo de la jornada

A las ocho de la mañana principia la votación en las más de 156 mil casillas distribuidas en todo el territorio nacional. A esa misma hora se instalarán en sesión permanente el Consejo General, así como los 32 consejos locales y los 300 distritales del INE, para reportar puntualmente a lo largo del día sobre el desarrollo de la votación (casillas instaladas, presencia de representantes de partidos y observadores, incidentes, entre otros). Estas sesiones públicas son relevantes porque constituyen el espacio idóneo para atender cuestionamientos, alertas y dudas de los partidos respecto de lo que ocurre, minuto a minuto, durante la elección.

Circulará mucha información en el día de los comicios, en medios de comunicación, en redes sociales, de boca en boca. Es mucho lo que se juega en esta contienda, y por tanto es fuerte la tentación de distorsionar lo que sucede verdaderamente durante la jornada, para afectar o inhibir la participación. El ine estará informando sobre cómo transcurre la votación a lo largo del día, lo cual conocerá en tiempo real gracias al despliegue en campo de capacitadores asistentes y supervisores electorales,4 quienes podrán constatar si se presenta alguna situación irregular o si la votación transcurre con normalidad. Verificar la información y no compartir nada de lo cual no estemos seguros contribuirá a no distorsionar la percepción de la sociedad sobre el desarrollo de la elección.

Encuestas de salida

Afuera de las casillas podrán encontrarse personas que estén levantando encuestas de salida para conocer las tendencias de la votación sobre distintos cargos. Todo aquel que vaya a hacer este tipo de ejercicios deberá haberse acreditado ante el INE. La lista de personas físicas y morales registradas para realizar encuestas de salida y conteos rápidos no institucionales en el día de la elección puede consultarse en la siguiente liga: https://www.ine.mx/voto-y-elecciones/encuestas-electorales/encuestas-conteos-2017-2018/encuestas-electorales/

Está absolutamente prohibido difundir, por cualquier medio, los resultados de sondeos, encuestas (preelectorales o de salida) y conteos rápidos antes del cierre de la totalidad de las casillas en el país, es decir, a las ocho de la noche (hora del centro).

Autoproclamación de victorias

Elección tras elección, ha sido común que candidatos de todos colores se autoproclamen ganadores “con base en los resultados que arrojan sus encuestas”. Aunque la difusión de encuestas está permitida una vez concluida la votación, los resultados válidos de los comicios federales serán solo los que dé a conocer el INE, primero de manera preliminar en la misma noche de la elección con el conteo rápido; con la información que ofrecerá el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP); y desde el miércoles 4 hasta el 8 de julio, con los resultados que surjan de los cómputos distritales. En todo caso, cualquier encuesta de salida que sea difundida deberá entregar al INE (para su publicación) el estudio metodológico que respalde sus resultados.

Escrutinio y cómputo en casilla

A las seis de la tarde cierran las casillas en todo el país5 y se inicia el escrutinio y cómputo de los votos. Por primera ocasión se contarán en las casillas los votos de hasta seis elecciones6 (federales y locales) de manera simultánea: por un lado, las elecciones para Presidencia de la República, senadurías y diputaciones federales; y por el otro, gubernaturas, ayuntamientos y diputaciones locales.

Dado que las actas de las casillas no podrán llenarse sino hasta que haya concluido el escrutinio y cómputo de todas las elecciones en contienda, se calcula que se cuente con actas de casilla a partir de las once de la noche, en el mejor de los casos, es decir, cuando el cómputo simultáneo se haya efectuado según lo previsto. No obstante, por la complejidad del trabajo de escrutinio y cómputo es probable que tengamos actas de casilla hacia la medianoche o incluso más tarde. Será hasta entonces cuando se cuelgue la “sábana” en el exterior de cada una de las casillas, con los resultados de las elecciones por las que se haya votado en cada lugar.

El PREP

En punto de las ocho de la noche comenzará el funcionamiento del PREP para elecciones federales,7 que concluirá a las ocho de la noche del lunes 2 de julio. A lo largo de esas 24 horas, en el PREP se capturarán los resultados y se digitalizarán y publicarán las actas de escrutinio y cómputo de las casillas.

El prep es un ejercicio censal que no ofrece tendencias de la votación, sino que es un acumulado de resultados que van llegando de acuerdo con la hora en que termine el cómputo en cada casilla, con la conectividad que exista para transmitir la información, la lejanía de los lugares, e incluso las condiciones del clima.

Dado que no se tendrán actas de casilla hasta ya avanzada la noche, durante las primeras horas de funcionamiento del PREP los resultados preliminares llegarán a cuentagotas. Se calcula que alrededor de las cinco de la mañana del 2 de julio se podría tener poco más de la mitad de las actas digitalizadas y sus resultados capturados. El PREP podrá consultarse a través de los medios difusores que se registraron en el Instituto y que, en caso de cumplir con los requisitos técnicos, participarán el día de la jornada. Dichos difusores serán accesibles a través de la página de internet del INE.

Conteos rápidos 

Alrededor de las once de la noche del 1º de julio, el INE dará a conocer los resultados del conteo rápido de la elección presidencial.

El conteo rápido es un ejercicio de estimación estadística para ofrecer tendencias de la votación en la misma noche de la elección. Lo realiza un comité de expertos, estadísticos y matemáticos, con base en una muestra aleatoria y representativa de los resultados de la votación en casillas en el nivel nacional. Esos resultados son obtenidos de los cuadernillos de operaciones que se usan en las casillas en el momento del conteo de los votos y son transmitidos por los capacitadores asistentes electorales del INE al comité de expertos.

El conteo rápido y el PREP son ejercicios con finalidades y metodologías completamente distintas; es un error comparar sus resultados en la noche de la elección, cuando el PREP apenas habrá capturado un porcentaje marginal de la votación. Solo una vez concluido el PREP se pueden comparar sus resultados con las estimaciones estadísticas del conteo.

Los conteos rápidos del INE, y antes el IFE, han sido precisos en su estimación; sus resultados han sido siempre confirmados por los resultados del PREP y más tarde por los cómputos distritales (véanse las tablas).

Todo está listo

El ejercicio del voto es un derecho igualador y, vale recordarlo, una conquista social que no tiene marcha atrás. Para las nuevas generaciones (casi la tercera parte de los electores de la lista nominal tiene menos de 30 años) parece gratuito que en México existan las garantías democráticas que ofrece nuestro sistema electoral, pero no siempre fue así.

Hace apenas 30 años las elecciones las organizaba un gobierno hegemónico y no una autoridad independiente con autonomía constitucional; no existía un padrón electoral permanentemente vigilado por los partidos políticos y con medidas de seguridad que lo hacen inviolable; tampoco eran nuestros vecinos, seleccionados por sorteo, quienes recibían y contaban los votos; mucho menos había la posibilidad de abrir los paquetes electorales en presencia de partidos y la autoridad electoral para revisar y verificar los resultados de cada casilla; sin duda no existían límites a la propaganda electoral que no fueran los recursos (o influencias) siempre desiguales de cada contendiente; y no había una fiscalización ni un monitoreo de noticieros que impusiera un contexto de exigencia como el de hoy en día. Vaya que hemos cambiado en favor de nuestros derechos político-electorales.

Todo está listo para que salgamos a votar en libertad el 1º de julio. Todo listo para que la ciudadanía decida el futuro político del país.

* Coordinadora de asesores de la Secretaría Ejecutiva del INE.
1 Diez millones de ciudadanos más de los que pudieron votar en la elección presidencial de 2012, cuando la lista nominal tenía 79.4 millones de electores. La lista nominal definitiva para esta elección de 2018 es de 89,123,355 electores.
2 A la fecha en que escribo este artículo había 33,053 solicitudes de acreditación para ser observador electoral, de las cuales se habían aprobado 12,291. En estos días los consejos distritales y locales sesionarán para determinar la procedencia de las más de 20 mil solicitudes de acreditación adicionales. Es muy probable que el número de observadores sea mucho más alto que los 12 mil que se mencionan en este texto.
3 Eso, en casillas únicas. En Nayarit y Baja California, que no tendrán elección local concurrente, integran las casillas cuatro funcionarios.
4 Cada capacitador asistente electoral (CAE) tiene a su cargo cuatro casillas, y por cada cuatro a seis CAE hay un supervisor electoral que los coordina.
5 Dada la diferencia de horario con algunos estados del país, la totalidad de las casillas habrá cerrado a las 8:00 pm (hora del centro).
6 Esto variará según la entidad de que se trate: hay entidades en donde solo se elegirán ayuntamientos, mientras que habrá otras con elecciones completas e incluso consultas populares.
7 El INE únicamente se hará cargo del PREP federal; los organismos públicos locales electorales desarrollaron y contarán con sus propios PREP para las elecciones de cada entidad.
error: Alert: Content is protected !!