You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
lunes 20 de enero de 2020

El reguetón y la democracia: el caso Puerto Rico

Por José Ramón Narváez*

Algunas veces la música se convierte en un detonante para movilizar a las personas, para canalizar sus sentimientos políticos; no pasa muy seguido, pero cuando sucede, se convierte en algo sublime, porque la cultura, las expresiones artísticas y la política llegan a coincidir. Tal vez esta idea la asociemos con la lucha por los derechos civiles, ligada primero al jazz y al blues, luego en los años 60 a través del rock; pero ¿podríamos atribuirle al reggaeton el hecho de lograr un cambio este año en el gobierno de Puerto Rico?

El gobernador de la isla, Ricardo Rosselló Nevares, renunció a su cargo después de 12 días de manifestaciones en las que destacados músicos y artistas se unieron para protestar en torno al peculiar ritmo musical. René Pérez (Residente) exvocalista de Calle 13, convocó a un gran número de personas para declararse en contra de los dichos homofóbicos y clasistas del gobernador y su personal, además de los desvíos de fondos, la mala administración y el pésimo manejo de la crisis que dejó el huracán María, el cual provocó muchas muertes (más de 4,600), de las que incluso el gobierno se burló. En esos días salieron a la calle cerca de 600,000 personas que se arremolinaban en la Plaza Fortaleza para escuchar el reguetón de protesta.

Entonces un joven reguetonero, Benito Martínez, mejor conocido como Bad Bunny, incendió las redes sociales con un mensaje en el que afirmaba que dejaría su carrera para acompañar la lucha política; en Barcelona, sus seguidores pidieron la renuncia de Roselló. Junto con Residente e Ile, elaboraron una canción que titularon “Afilando los cuchillos” (algunos medios la llamaron “Banda sonora de la rebelión”) que comienza con el sonido del afilador de la calle, muy cercano a nosotros los latinoamericanos. En pocas horas, el tema se hizo viral.

Al movimiento musical se unieron: Ricky Martin, de quien el gobernador hizo comentarios homofóbicos; Daddy Yankee y Nicky Jam, el primero recitó en un concierto textos de la Constitución de Puerto Rico; el rapero PJ Sin Suela con la canción P.U.T.A. que criticaba los comentarios misóginos de Roselló. Además de Farruko, Anuel AA, Kendo Kaponi, Wisin y Yandel, Luis Fonsi y Olga Tañón.

Fueron doce días de perreo, reguetón y consignas políticas en un ambiente festivo, aunque de indignación, con la policía muy cerca, pero también involucrada por los cantantes, quienes les recordaban que también son pueblo. Algunos hablaron de la Primavera puertorriqueña. Lo cierto es que, con el paso del tiempo, 2019 será recordado como el año en el que los puertorriqueños derrocaron a un gobierno que no querían y que la música de fondo fue el reguetón; ciertamente, las redes sociales jugaron un papel fundamental, pero no podemos negar que la música tuvo un lugar importantísimo en este movimiento democrático.

Te dejamos el himno de esta Primavera puertorriqueña: https://youtu.be/RSh7HIH2pvg

* Profesor de la Escuela Judicial Electoral.

error: Alert: Content is protected !!