You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
lunes 23 de septiembre de 2019

El colmillo de la experiencia

René Juárez Cisneros.*

El reto que asumimos los priistas

Después de las elecciones del 1 de julio de 2018, los diputados del PRI asumimos nuestra condición de oposición responsable, lo cual ha sido un proceso complejo, enriquecedor y satisfactorio, pero también un reto que ha puesto a prueba la experiencia y el compromiso de los legisladores priistas con los ciudadanos que nos dieron su voto.

Durante el primer año de la LXIV Legislatura, en dos periodos ordinarios y cuatro extraordinarios, en el grupo parlamentario del PRI trabajamos en favor de los ciudadanos, mantuvimos siempre una actitud de colaboración y diálogo, además buscamos los acuerdos que el país necesita.

Aprobamos 193 decretos, nueve reformas constitucionales, nueve leyes nuevas, 86 reformas a diversos ordenamientos y otros 89 decretos. En todos ellos cumplimos con el compromiso que hicimos durante la primera reunión previa, en agosto de 2018: no ser una oposición a ultranza que se opone por oponerse, sino una oposición constructiva, creativa, propositiva, que le sea útil a la nación y la sociedad, al Estado mexicano. Acordamos ser, un dique infranqueable frente a todo aquello que pretenda vulnerar el Estado de derecho y un puente facilitador frente a toda iniciativa que beneficie a los ciudadanos.

Las descalificaciones y confrontaciones no son el camino para construir las alternativas que necesitan los mexicanos; por ello, los legisladores priistas asumimos la responsabilidad de aportar experiencia y conocimiento para mejorar las leyes que garanticen el desarrollo. Nos hemos caracterizado por buscar los puntos de encuentro en la pluralidad y construir desde ahí las soluciones para los grandes problemas nacionales.

La bancada priista está conformada por diputados comprometidos con las causas ciudadanas y los logros históricos de nuestro país. Conformamos un grupo con experiencia; en el primer año de ejercicio de la legislatura trabajamos por la construcción de leyes y reformas que impulsen a México hacia adelante, no hacia atrás. Si bien el grupo apoyó algunas reformas promovidas por el partido en el gobierno, también fuimos parte de un bloque opositor que frenó propuestas que iban en contra de la nación.

Lo que apoyamos, lo que propusimos y lo que frenamos

En este año aprobamos reformas dirigidas a mejorar la seguridad, pues es una urgencia exigida por todos los mexicanos y forma parte de la agenda de prioridades de todos los grupos parlamentarios.

Se aprobó la reforma constitucional y las leyes secundarias para la creación de la Guardia Nacional, con un mando civil, bajo entrenamiento y doctrina policial, basada en una lógica de protección de los derechos humanos, dando al gobierno federal las herramientas jurídicas e institucionales que requiere para resolver el grave problema de la violencia. Esto facilitará al Ejecutivo el cumplimiento de su compromiso de combatir la inseguridad; para que así no se tuviera el pretexto de no cumplir porque el Poder Legislativo le negara el instrumento que solicitaba.

De igual forma, con la modificación al artículo 19 constitucional, se incorporaron otros delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, tales como el feminicidio, robo a casa habitación, abuso infantil y robo a cualquier tipo de transporte, siendo éstos los que más lastiman a los ciudadanos.

Se dotó de autonomía a la Fiscalía General de la República con la plena convicción de que es un paso importante para mejorar la procuración de justicia en el país; es deseable que ahora el gobierno federal no vulnere esa independencia como intenta hacerlo con otros organismos.

Algunas reformas de calado social aprobadas se refieren al aumento de las penas en la comisión de delitos de turismo sexual, avanzando en el respeto de los derechos e integridad de las mujeres, así como a erradicar la explotación sexual de niños y adolescentes; asimismo, las modificaciones a la Ley General de Víctimas, para disminuir los plazos en los que éstas puedan acceder a los recursos que sirvan para reparar el daño.

El trabajo del grupo parlamentario del PRI en este primer año se centró en la aprobación de reformas con un fuerte contenido social y enfocadas a beneficiar los grupos sociales más vulnerables, algunos ejemplos de éstas son:

  • Aprobación de la “paridad en todo”. En conjunto con diversas organizaciones de la sociedad civil y otros partidos, se reformó la Constitución para garantizar la paridad de género en todos los poderes, órganos autónomos y la administración pública.
  • Establecer la obligación de que la infraestructura educativa se adapte para las personas con discapacidad.
  • Considerar a las personas de talla pequeña como individuos con discapacidad y que puedan gozar de todos los derechos establecidos en la ley.
  • Proporcionar el servicio de guardería para hijas e hijos de padres varones.
  • Otorgar licencia laboral a padres trabajadores con hijos menores a dieciséis años diagnosticados con cáncer (a pesar de que la mayoría oficialista se oponía argumentando una falsa carencia de recursos).
  • Garantizar los derechos plenos a las trabajadoras del hogar.
  • Otorgar seguridad social a parejas del mismo sexo.
  • Hacer flexible el periodo de maternidad para los integrantes de las fuerzas armadas.
  • Prohibir el matrimonio infantil, garantizando los derechos de los niños a tener un desarrollo pleno.
  • Incluir en el Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica al Subsistema Nacional de Información de Ordenamiento Territorial y Urbano, que debe generar un conjunto de indicadores, todo para que haya un verdadero desarrollo de las ciudades, centrado en las necesidades de las personas.

Así como se apoyaron las reformas que le sirven a México y se propusieron aquellas que benefician a los más vulnerables, también hubo oposición y, en algunos casos, se evitó la aprobación de leyes que perjudican o afectan a la gente.

Se frenó la abrogación por completo de la reforma educativa y se hicieron muchos cambios a la iniciativa que envió el presidente López Obrador, consiguiendo que se mantuviera la excelencia en la educación y la rectoría del Estado en la materia; se introdujo la educación inicial y se mantuvieron las evaluaciones a los maestros, además del respeto a la autonomía universitaria.

En este primer año de la LXIV legislatura se defendió el federalismo, la división de poderes y los contrapesos; por ello, el grupo parlamentario del PRI votó en contra de diversas disposiciones en materia de consulta popular y revocación del mandato, pues se trataba de una ley que simulaba dar más poder a los ciudadanos y que se encaminaba a una ratificación del mandato, cuando en realidad era el primer paso para promover la reelección del presidente, lo cual es un atentado contra la democracia.

Se dejó claro que la iniciativa de “eliminación del fuero” era una simulación. El gobierno federal intentó convencer a los mexicanos de que con ello se acabaría con los privilegios; sin embargo, no era así, se pretendía conservar la inmunidad para el presidente y quitar el fuero a los otros servidores públicos para dejarlos a merced de una eventual persecución por parte del gobierno.

Los diputados del PRI nos opusimos en todo momento a la aprobación de leyes a modo, como las que buscan imponer en cargos públicos a ciudadanos que no cumplían con los requisitos marcados en las leyes, entre éstas, la “Ley Taibo” y las reformas a la Ley del SAT, con un claro conflicto de interés de por medio.

Nos opusimos a eliminar las instituciones que demostraron ser funcionales para el país, como el Consejo de Promoción Turística de México o la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor. De igual forma sucedió son las modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública, nos opusimos a las violaciones de principios constitucionales básicos, como el federalismo, al advertir que los “superdelegados” invadían funciones propias de los gobiernos estatales y municipios.

En la aprobación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, indicamos que generaría un sinnúmero de amparos, pues se violaban derechos laborales adquiridos por los trabajadores, lo cual –por cierto-– ya ocurrió y está en definición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo mismo se hizo con la Ley de Austeridad Republicana. Se señaló que era una simulación y que muy lejos de generar crecimiento económico o mejorar la economía familiar, iría en detrimento del buen ejercicio de gobierno y la calidad de los servicios públicos, situación que ya se observa en el desabasto de medicamentos y la falta tanto de médicos como de enfermeras en el sector salud, aun sin la entrada en vigor de dicha ley.

En la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 señalamos de forma contundente que quitarle recursos a las estancias infantiles, a los refugios para mujeres, a los programas del campo, a la salud, la cultura, el deporte, así como al desarrollo científico y tecnológico significaría afectar muchas áreas fundamentales para el desarrollo del país.

También se manifestó el reclamo a eliminar reglas de operación que volvieran a los programas instrumentos con fines netamente políticos, donde lo que interesa no es el beneficio social, sino la construcción de clientelas electorales.

Los mexicanos hemos sido testigos en los últimos meses del abandono de esos sectores y de cómo ello ha afectado a los atletas con mejores resultados internacionales, investigadores, artistas, recién nacidos, enfermos, las víctimas de violencia y un largo etcétera.

En la última ley aprobada, la de Extinción de Dominio, señalamos que estamos de acuerdo con darle al gobierno instrumentos para debilitar la capacidad financiera de la delincuencia organizada, pero rechazamos que ese noble propósito se aproveche para sembrar la semilla de un Estado policiaco, represor, totalitario.

El PRI seguirá siendo una oposición firme, que apoye sólo lo que beneficie a los mexicanos y construya, oponiéndose a todo aquello que dañe al país. A un tercio de la legislatura más compleja para el partido, se puede decir que se ha cumplido con los mexicanos; se ve claro lo que viene y ante ello los diputados priistas asumimos el compromiso de seguir legislando por México.

Lo que viene en el Congreso

El próximo periodo de sesiones el Congreso de la Unión y, en particular, la Cámara de Diputados definirán temas de suma relevancia para la República. Como obligación constitucional se deberá aprobar el Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2020, proceso en el cual la bancada del PRI estará muy atenta para oponerse a la creación de nuevos impuestos, como esbozó el actual Secretario de Hacienda, y rechazar los recortes en áreas vitales para el bienestar de la ciudadanía y el desarrollo nacional, como la salud y el campo.

Se pondrán a discusión las leyes secundarias en materia educativa. Los diputados priistas vigilarán que se conserve el espíritu de la reforma constitucional, señalando cuando se quiera conculcar el futuro educativo de niños y jóvenes por acuerdos con grupos de poder fáctico.

Estará pendiente la discusión de una reforma política que fortalezca a nuestras instituciones democráticas, que garantice la pluralidad política y la competencia electoral con piso parejo para todos los actores; en la cual la bancada del PRI aportará, como en todas las reformas precedentes, la experiencia y visión en la construcción de la democracia.

También estaremos vigilantes sobre cualquier propuesta del Ejecutivo federal que considere el perdón para quienes han dañado a las familias mexicanas. Nosotros vamos a poner primero a las víctimas.

Esta administración y las mayorías legislativas en el Congreso de la Unión deben asumir la responsabilidad de construir un buen gobierno que le sirva a los mexicanos, es deseable que en los siguientes periodos legislativos haya apertura y acuerdos con todas las fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados en lugar de confrontación, escuchando a todas las voces.

El grupo parlamentario del PRI presentará una agenda legislativa estratégica para atender a los grupos sociales que estén siendo ignorados o afectados por las decisiones del gobierno; por todos aquellos mexicanos que han perdido su empleo; iniciativas para hacer justicia a las mujeres, quienes han sido abandonadas, reformas para atender temas derivados de la agenda 2030 que brillan por su ausencia en las políticas del actual gobierno: el cuidado del ambiente, por ejemplo, sumándonos a medidas mundiales como la reducción y eliminación del plástico ya que, de no atenderse, comprometen el futuro de las próximas generaciones.

Se impulsarán reformas para determinar castigos más severos a delincuentes que incurran en extorsión y medidas que eliminen las puertas giratorias, las cuales dejan libres a quienes cometen delitos como robo a casa habitación, a transeúntes y en  transporte público. Sin duda, se debe trabajar en la revisión del sistema de justicia penal para proponer reformas que fortalezcan la impartición de justicia en México.

Es preciso cambiar el tono de las malas noticias que se ven todos los días en la prensa sobre la violencia, el aumento de los precios de la canasta básica, el desabasto de medicinas, la falta de médicos y enfermeras, los discursos de odio y división; por ello, los diputados priistas optaremos por proponer soluciones y llamar a la paz y tranquilidad, pues entendemos que eso quieren los mexicanos.

Lo más importante de la actividad legislativa es construir, por medio de leyes, un México más próspero, que genere crecimiento económico para eliminar las brechas de desigualdad. Aún estamos a tiempo de que se corrija el rumbo para proyectar al país hacia el futuro como un actor relevante en el mundo. Se tiene el reto de sostener el régimen democrático, de fortalecerlo y salvaguardar los avances que desde hace décadas se han logrado como nación.

Los legisladores tenemos la enorme responsabilidad de construir instrumentos jurídicos que den respuesta a las problemáticas que aquejan a los ciudadanos. Es por ello la constante cercanía que debemos promover, para estar al tanto de sus preocupaciones y a la altura de sus exigencias.

* Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.
error: Alert: Content is protected !!