You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
lunes 23 de septiembre de 2019

Dinero y partidos

El pasado 14 de agosto, en sesión del Consejo General, el INE aprobó el monto y distribución del financiamiento público que recibirán los partidos políticos nacionales durante el ejercicio 2020, mismo que asciende a 5,239,001,651 y se distribuye en cuatro rubros (véase Tabla 1).

Dicha cantidad se determina –producto de la reforma de 1996– conforme al artículo 41, base II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual establece que el financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos se fijará multiplicando el total de personas inscritas en el padrón electoral por 65% de la Unidad de Media y Actualización (UMA);1 30% de la cantidad que resulte de acuerdo con lo señalado antes, se distribuirá entre los partidos políticos de forma igualitaria y 70% restante, según el porcentaje de votos que hubieren obtenido en la elección de diputados inmediata anterior.

Dado que el padrón electoral aumenta de manera constante, para el 2020, año en el que no habrá elecciones federales, el financiamiento se incrementó 5.5% respecto al de 2019.

Por lo anterior, cabe resaltar que los consejeros del INE nada tuvieron que ver al fijar la cantidad de recursos asignada a los partidos políticos, ya que no cuentan con facultades para modificar dicho monto, su función y obligación legal sólo es ejecutar la fórmula. La propuesta de 5,239,001,651 será integrada en el Paquete Económico 2020 para su futura revisión y eventual aprobación en la Cámara de Diputados.

De acuerdo con un comunicado del INE, el financiamiento público para el ejercicio 2020 prevé dos escenarios en el primero y segundo semestre del año: primer escenario, la mitad de la bolsa total se ejercerá durante los primeros seis meses por los siete partidos políticos actuales; segundo escenario, si se otorga el registro a nuevos partidos políticos nacionales, el INE redistribuirá la mitad restante de la bolsa (financiamiento de actividades ordinarias permanentes y específicas), a ejercerse a partir de julio y hasta diciembre de 2020 entre todos los partidos políticos, incluidos los de nuevo registro. En caso de que no se otorgue el registro a ningún partido, se mantienen los montos indicados en la Tabla 2.

De la cantidad aprobada, l5,138,530,861 se entregarán a los partidos políticos en ministraciones mensuales, mientras que el resto se otorgará en especie mediante los rubros de franquicias postales y telegráficas.

Dado que el financiamiento se asigna, primero, en función de los resultados electorales y, tras la victoria de Morena en los comicios federales de 2018, éste será el partido que más recursos reciba el próximo año. Por concepto de actividades ordinarias y específicas obtendrá la nada despreciable cantidad de 1,703,563,138; le sigue Acción Nacional con 936,054,451; el PRI con 881,744,915; después el PRD con 431,394,436. Para el PVEM, 411,836,689; MC y PT, 396,666,903 y 377,270,329, respectivamente.

Luego de darse a conocer el presupuesto anual destinado a las organizaciones políticas, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los partidos a devolver, por lo menos, 50% de lo que recibirán en 2020, en el contexto de austeridad planteado por él. Está insinuación presidencial reavivó la discusión sobre el tema, misma que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, saludó al tiempo que pidió “no perder de vista que no es un tema de costos, sino de condiciones de equidad en la competencia política”… pues el presupuesto ha logrado “impedir que intereses personales o de grupo, en torno al dinero privado, distorsionen la competencia política”. Mi preocupación, dijo, “es que si se cierra demasiado la llave, coloquemos a los partidos en una posición de que vayan a buscar dinero donde no nos conviene a nadie, a la democracia”.

No obstante, Córdova señaló que la única vía legal para que los partidos renuncien a sus prerrogativas es que notifiquen al INE su deseo de no recibir una parte (o la totalidad) de sus ministraciones mensuales y, entonces, el Instituto estaría en posibilidades de reintegrar ese dinero a la Federación.

Por su parte, Ciro Murayama, consejero del INE, señaló que si una UMA tiene un costo de 84.49 y 65% de eso es 54.92, significa que mantener un sistema competitivo de partidos en México le cuesta a cada elector 1.03 a la semana.

Por lo pronto, Morena, en voz de su coordinador parlamentario en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que el próximo periodo de sesiones su partido impulsará una iniciativa de reforma para reducir a la mitad los recursos que año con año se destinan a los partidos políticos.

1 Unidad de Medida y Actualización equivalente a 84.49 pesos.
error: Alert: Content is protected !!