You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
sábado 24 de agosto de 2019

Chicuarotes

Por Gabriela Arroyo

En las tierras del fango hay historias que merecen ser escuchadas. En su segundo largometraje, Gael García Bernal presenta la historia de dos jóvenes de la comunidad San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. El relato sucede después de un terremoto, momento en el que surge una esperanza por levantarse y salir adelante.

Cagalera (Benny Emmanuel) y Moloteco (Gabriel Carbajal) son dos muchachos que día a día buscan conseguir algo de dinero en los microbuses. Tras el intento fallido como payasos, exploran alternativas violentas para ganarse la vida. La historia de Gael nos muestra a la juventud de la Ciudad de México que nutre una esperanza futura, frustrada por la marginación social.

El filme plantea la posibilidad de arreglárselas en San Gregorio Atlapulco. ¿Es posible salir adelante en un contexto permeado por la violencia? La historia muestra hasta qué punto los actos delictivos no sólo ocurren en las calles sino también dentro de los hogares; es un llamado de atención para recordar que no debemos normalizar la violencia en ninguna de sus formas.

Resulta interesante analizar a lo largo de la cinta que la violencia muchas veces se manifiesta en las palabras y en el tono de voz. Esta película expone diálogos que hemos aceptado en la cultura mexicana, pero que no son pertinentes si buscamos construir una cultura de paz en nuestra ciudad.

En ciertas escenas parece que estos diálogos invitan a la comedia; sin embargo, considero que debemos reflexionar si insultarnos y alburearnos son acciones que realmente nos deberían llevar a reír o más bien son indicadores deshumanizantes de nuestra sociedad.

De acuerdo con las palabras de Cagalera, en un “pinche pueblo jodido” parece imposible prosperar. Gael enfatiza que en este contexto la juventud opta por soluciones fáciles, como usar armas para obtener lo que quiere.  Frente a dicho problema, la película nos invita a preguntarnos qué podemos hacer para que los jóvenes que cosechan sueños no se vean deformados por las alternativas del dinero fácil.

Si bien la obra presenta temas sugestivos, considero que la representación de la trama no resulta bien articulada en su totalidad. Me parece que contiene escenas bien logradas, pero se pierden en el hilo narrativo de la historia.

En fin, la película puede resultar agotadora; sin embargo, creo que la historia no deja a nadie indiferente. Quizás este sea un motivo suficiente para ir a verla al cine y reflexionar sobre las problemáticas de la ciudad que muchas veces ignoramos.

Productora: La Corriente del Golfo, Cinematográfica Amaranto, Televisa, Pulse Films. Reparto: Benny Emmanuel, Gabriel Carbajal, Leidi Gutiérrez, Daniel Giménez Cacho, Dolores Heredia, Enoc Leaño, Ricardo Abarca, Pedro Joaquín, Esmeralda Ortiz, Luis Enrique Basurto • Director: Gael García Bernal • Guion: Augusto Mendoza • Productores: Marta Núñez Puerto, Gael García Bernal, Thomas Benski • Fotografía: Juan Pablo Ramírez • Música: Jacobo Lieberman, Leonardo Heiblum • Editor: Sebastián Sepúlveda • Duración: 95 minutos.

error: Alert: Content is protected !!