You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
domingo 19 de mayo de 2019

Baja California visto por las mujeres

Rebeca Maltos*

Antecedentes

El Observatorio Electoral Ciudadano Baja California, coordinado por Gente Diversa de Baja California A.C. cumple diez años en este 2019, una década durante la cual un grupo de ciudadanas y uno que otro ciudadano decidimos llevar a cabo acciones de contraloría ciudadana para el fomento de la participación y la promoción política de las mujeres de manera equitativa en la política institucional.

Este ejercicio, importante, que coadyuva con las autoridades electorales en su quehacer cotidiano, es por una parte un derecho y por la otra una obligación ciudadana; resaltamos la importancia de participar e involucrarnos desde la sociedad civil organizada, porque estas acciones permiten el avance en la construcción de una cultura de la democracia. Al participar nos percatamos de lo que sucede en el ámbito electoral, cómo se toman las decisiones, quién las toma, cómo se comportan las y los actores en el proceso y, en su caso, nos habilitamos para requerir la rendición de cuentas.

Con este observatorio aportamos un nuevo “estilo” de observación, ya que tradicionalmente los observatorios electorales se enfocaban en el día de la jornada electoral y en datos cuantitativos, y en nuestra propuesta tratamos de abarcar todo el proceso: antes–durante–y–después; además incluimos no sólo aspectos cuantitativos sino abrimos el espectro con algunos aspectos cualitativos, como lo es el análisis de plataformas de los partidos políticos y de las propuestas de campaña de candidatos y candidatas.

Es un observatorio “especializado” porque prestamos especial atención al principio rector de paridad de género –elevado a rango constitucional en 2014–, y nuestro análisis se lleva a cabo con esta mirada de género, en donde comparamos la situación entre hombres y mujeres, y la asimetría de poder entre ambos.

Se inicia en 2009, con una campaña de promoción del voto (Vota Mujer), implementada para motivar el voto libre y razonado, combatir el abstencionismo e incidir en la inclusión de un mayor número de mujeres en el ámbito político, a través de la sensibilización y motivación a mujeres y jóvenes para que voten por mujeres, sin distinción de partidos políticos. Todo ello con el fin de contribuir a igualar la participación de las mujeres en puestos de representación popular, buscando la paridad de género para la resolución de la problemática de desigualdad y discriminación que viven las mujeres en México. Posteriormente, a partir de 2010, como Observatorio Electoral Ciudadano, monitoreando las acciones de la autoridad electoral y de los partidos políticos frente a la aplicación de la “cuota de género”, difundiendo ampliamente los hechos detectados y emitiendo recomendaciones.

Como ya decíamos, es un observatorio temático especializado en materia de igualdad de género y participación política de las mujeres, que ha sido instalado en varios procesos electorales locales y a nivel nacional:

  1. Vota Mujer: promoción del voto en el proceso electoral federal 2008–2009.
  2. Observatorio Electoral con perspectiva de género en Baja California en 2010.
  3. Observatorio Ciudadano Electoral: monitoreo de la aplicación de la paridad de género en el proceso electoral federal, el caso de Baja California 2014–2015.
  4. Observatorio Ciudadano Electoral: monitoreo de la aplicación de la paridad de género en el proceso electoral, el caso de Baja California 2015–2016.
  5. Monitoreo Elecciones Locales 2011, acceso de las mujeres a cargos de elección popular: Baja California Sur, Coahuila, Estado de México, Hidalgo, Guerrero, Michoacán y Nayarit.
  6. Observación Electoral 2012: participación política de las mujeres en el proceso electoral federal 2011–2012.

En cada proceso electoral se ha convocado abiertamente a participar a los simpatizantes, por lo que cada observatorio se ha conformado por diferentes ciudadanos y ciudadanas de varios municipios de Baja California, en pleno ejercicio de derechos y deberes de ciudadanía, comprometidos y comprometidas con la consolidación de la democracia en la entidad. En todos los casos hemos elaborado y publicado una crónica con los resultados, hallazgos experiencias, en donde también emitimos recomendaciones para seguir avanzando en la construcción de democracia de ciudadanía paritaria.

Actualmente, sobre todo a partir de la reforma político-electoral de 2014, se ha posibilitado  que un mayor número de mujeres participen en los procesos electorales en el país; sin embargo, éstos no han estado exentos de resistencias al cambio para la verdadera inclusión política de las mujeres, la auténtica competencia electoral y el genuino ejercicio de la función pública en igualdad de condiciones, lo que en ocasiones se traduce en actos de violencia política contra las mujeres.

En el proceso electoral local 2015–2016,  desde el Observatorio Electoral Ciudadano han quedado documentadas varias irregularidades de la autoridad electoral y de los partidos políticos para el cumplimento del precepto constitucional de la paridad de género, que se encuentran publicadas tanto  impresas como en la página web del observatorio.1 Por mencionar sólo un ejemplo, se ha tenido que acudir a los tribunales electorales, dando como resultado la sentencia SG-JRC-38/2016, del  Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sede Guadalajara, que obliga al OPLE (organismo público local electoral) a convocar a una sesión extraordinaria del 20 de mayo de 2016, con el fin de establecer y aprobar una metodología –que no tenían establecida ni publicada– para garantizar el cumplimiento del principio de paridad de género en la postulación y registro de candidaturas a diputadas y diputados por el principio de mayoría relativa, a escasos días de la jornada electoral (1 de junio).

Mientras en el proceso electoral federal 2017–2018, desde el Observatorio Electoral Ciudadano documentamos –y quedó plenamente demostrado– que los candidatos hombres reciben más apoyo económico que las candidatas mujeres. Asimismo, quedó evidenciado que en la entidad de Baja California no se aplicó el principio constitucional de paridad de género en el registro de candidaturas a diputaciones por el principio de mayoría, tanto de la Coalición por México al Frente: PAN–PRD–MC (tres mujeres y cinco hombres) como de la Coalición Juntos Haremos Historia: Morena–PES–PT (dos mujeres y seis hombres).  Esto es violencia política porque  excluye a las mujeres.

Además, en anteriores procesos electorales han resaltado algunos sucesos, como el de la candidata a la alcaldía de Ensenada, Edda Espinoza, que renunció a la candidatura por intimidaciones y amenazas hacia su persona. También durante el proceso electoral 2015–2016 se observaron diversas descalificaciones, expresiones de violencia y discriminación de género contra candidatas a diputadas por el principio de representación proporcional, postuladas por los partidos PBC (Partido de Baja California) y PRI (Partido Revolucionario Institucional), así como a integrantes de regidurías, quienes tuvieron que interponer juicios ciudadanos y recursos de revisión para la protección de sus derechos político-electorales. En 2016 se denunciaron formalmente actos de violencia política hacia mujeres; en ambos casos, las demandantes pidieron que se aplicara el “Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres”; sin embargo, en mayo 18 de 2016, en los dos casos la resolución fue la de confirmar la resolución impugnada, no resultando favorable a las promoventes. Además, en el último proceso electoral se presentaron casos de dos  regidoras y una diputada que obtuvieron sus cargos solamente después de que impugnaron ante el Tribunal Federal, evidenciando que los partidos políticos y  el  tribunal local no han garantizado que las mujeres obtengan lo que por ley les corresponde, y dejando un precedente para las mujeres que en el futuro decidan defenderse por esa vía.

En Baja California nos encontramos en pleno proceso electoral 2018–2019; se renovarán todos los poderes: la gubernatura, los cinco municipios y 25 diputaciones. Por primera vez se toman medidas para homologar los tiempos electorales locales y nacionales, por lo que se ajusta la gubernatura para un periodo de sólo dos años, y por primera vez, se llevará a cabo la posibilidad de reelección de alcaldías, regidurías y diputaciones.

Ante este panorama, el Observatorio Electoral Ciudadano del actual proceso electoral local 2018–2019, estableció como objetivo general

Impulsar la democracia participativa, representativa y paritaria en el estado de Baja California, a través de la observación ciudadana especializada y el desarrollo de estrategias complementarias, integrales y plurales en el marco del proceso estatal electoral 2018–2019, rumbo a la erradicación de todo tipo de violencia política por razones de género.

 Y como objetivos específicos:

  1. Identificar casos de violencia política por razones de género en el proceso estatal electoral 2018–2019 y generar conocimientos sobre la situación de violencia política contra las mujeres en Baja California, a través de la continuidad operativa del Observatorio Electoral Ciudadano de Baja California.
  2. Construir alianzas locales con actores clave, 1) para el diseño y firma de un Pacto Estatal para la Prevención de la Violencia Política por Razones de Género, y 2) para el impulso de una Agenda Común de incidencia a mediano plazo.
  3. Acompañar casos de violencia política por razones de género con la creación de un Grupo Local de Respuesta Rápida para la atención a este tipo de violencia durante el proceso estatal electoral 2018–2019.
  4. Fortalecer el liderazgo político de mujeres a través de un Seminario Estatal de Formación, dirigido a mujeres activas o interesadas en la política, especialmente aquellas que pertenezcan a grupos en situación de vulnerabilidad, otorgándoles herramientas formativas para identificar, prevenir y atender situaciones de violencia política por razones de género.

Al momento del presente artículo podemos comentar que el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) tiene, por primera ocasión, una Comisión Especial de Igualdad de Género y No discriminación, promovida por una nueva consejera ciudadana: Olga Viridiana Maciel Sánchez, quien además se dio a la tarea de  establecer los  “criterios para garantizar el cumplimiento del principio de paridad de género en la postulación de candidaturas para el proceso estatal electoral local 2018–20l9”, mismo que se discutió ampliamente en las sesión del consejo el 28 de diciembre de 2018, tomando los siguientes acuerdos:

Para garantizar que las mujeres no sean postuladas exclusivamente en distritos perdedores:

  • Bloques de competitividad. Los 17 distritos de Baja California se dividirán en tres bloques conformados de manera proporcional, según el porcentaje de votación obtenido, con el fin de conformar un bloque con los distritos con el más bajo porcentaje de votación (seis), otro, con los distritos de votación media (seis) y un tercero, con los distritos de porcentaje de votación más alta. (cinco distritos): dos bloques de seis distritos y uno de cinco. En los dos primeros, tres serán mujeres y tres hombres, y en el segundo, serán designadas tres mujeres y dos hombres. En total: nueve mujeres candidatas y ocho varones.

Para garantizar que en el caso de renuncias, las candidaturas de mujeres continúen siendo de mujeres:

  • Las fórmulas de candidaturas podrán ser integradas por personas del mismo género, o bien, de diverso género, siempre y cuando el suplente sea mujer.

Para garantizar mayor posibilidad de representación de las mujeres en paridad 50% –50% en las alcaldías:

  • Principio “non”: Baja California cuenta con cinco municipios, lo que conlleva a que las candidaturas por repartir sean impares, en cuyo caso se deberá garantizar mayor participación del género femenino: en tres de los cinco municipios del estado tendrán que postularse mujeres.

Sin embargo, en este mismo dictamen no se logró el acuerdo en la integración de las listas de RP (representación proporcional), ya que se establecía que los partidos políticos, en la determinación de los criterios para garantizar la paridad de género en sus métodos de selección de candidatos, deberán respetar en primer término el derecho a la elección consecutiva, de aquellos que hayan obtenido su constancia de mayoría.

De ahí que la ciudadana Matilde Terrazas haya presentado un Juicio para la protección de los Derechos políticos electoral del Ciudadano (JDC) en el Tribunal Electoral de Baja California, y posteriormente en el Tribunal Electoral de Jalisco, quienes en sentencia SG-JDC-17/2019 establecen que la postulación de candidaturas debe de observar la paridad de género sobre el derecho a la elección consecutiva.

De ahí entonces que el IEEBC, en sesión del 11 de febrero del 2019, haya establecido las medidas afirmativas por implementar en la etapa de resultados, quedando las siguientes:

Criterios para la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional:

  • Con la finalidad de garantizar la integración paritaria del Congreso del Estado, si una vez agotado el procedimiento previsto en la Constitución Local, se advierte que el género femenino se encuentra subrepresentado, se procederá a implementar la acción afirmativa consistente en un ajuste por razón de género, sustituyendo tantas formulas del género masculino como sean necesarias, hasta alcanzar la paridad.

Criterios para la asignación de regidurías por el principio de representación proporcional:

  • Con la finalidad de garantizar la integración paritaria de los ayuntamientos del estado, si una vez agotado el procedimiento de asignación de regidurías por el principio de representación proporcional previsto en el artículo 79 de la Constitución Local, se advierte que el género femenino se encuentra subrepresentado, se procederá a implementar la acción afirmativa consistente en un ajuste por razón de género, sustituyendo tantas formulas del género masculino como sean necesarias, hasta alcanzar la paridad.

Criterios para la asignación de diputaciones y regidurías en el caso de vacantes:

  • En caso de renuncias, antes de proceder a la cancelación se citará a las y los candidatos y se prestará atención para prevenir y atender casos de violencia política por razones de género.
  • En caso de vacantes se respetará la asignación de género en todos los casos.

Por último, sólo me queda por compartir que se ha ido avanzando en esto de impulsar la democracia paritaria, pero todas sabemos que aún falta mucho por hacer en la entidad para alcanzar la igualdad en el ámbito político; de ahí la importancia de aplicar la paridad de género, entendida como una medida de acción afirmativa temporal para garantizar la participación política de hombres y mujeres en condiciones de igualdad, como estrategia para lograr mayor representación de las mujeres en los cargos de toma de decisiones. La democracia paritaria busca emparejar la cancha, y eso todavía no se ha entendido; por eso hemos visto cómo ha surgido, cada vez con mayor fuerza, la violencia política por razones de género, que en esta ocasión desde el Observatorio Electoral Ciudadano pretendemos documentar y difundir ampliamente, rumbo a su erradicación para avanzar un trecho más hacia la democracia paritaria  para la construcción de la igualdad sustantiva, ya que también sabemos que un cuerpo de mujer no garantiza la paridad de género, ni el compromiso con la agenda de la igualdad de género, por lo que necesitamos que todas las personas nos comprometamos, cada quien desde donde está, cada quien haciendo lo que le toca.

* Fundadora y presidenta nacional de DIVERSA (agrupación política nacional feminista).
1 http://www.gentediversa.org.mx/observatoriociudadanoelectoralbc/23-uncategorised/430-observatorio-ciudadano-electoral-1718.
error: Alert: Content is protected !!