You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
Jueves 18 de octubre de 2018

Armonías. Saltapatrás

Por Manuel Chávez

¿De qué cosas es capaz la música? ¿Nos representa? ¿Nos conecta con lo divino o con lo profundamente humano? Por siglos, la música ha desarrollado la capacidad de agitar todas las actitudes. Es un caudal en movimiento, una representación de nuestros conocimientos, de nuestra rebeldía, de nuestra libertad. La música nos ayuda a concebir el amor, a condensar el sufrimiento, la consternación y las alegrías. La música alimenta el pensamiento.

En fechas recientes, se presentó el tercer disco del dueto Saltapatrás. En él, la agrupación mexicana sustenta su propuesta artística en el vasto patrimonio de nuestra música tradicional. El disco incluye once temas que dan cuenta de su evolución musical. Hay sones tradicionales y canciones entrañables, como “El Gato Viudo” de Chava Flores, o el “Corrido de Juan Nepomuceno Cortina”, que narra la inconformidad del pueblo mexicano con el despojo de la mitad de su territorio a mediados del siglo xix. Destacan los arreglos que Cecilia Pérez Urías y Diego Pérez Barrueta (integrantes del dueto) realizaron a sones tradicionales como “La Bruja”, “El Buscapiés” y “La Sandunga”.

El disco abre con música original, “Doña Ubenza”, de Chacho Echenique, donde Saltapatrás parece decirnos: “Esto somos y silencio puro es mi corazón”. En “La Bruja” el son veracruzano se transforma, revestido de un ritmo afrocubano y nuevos versos: “Me agarra la bruja, me lleva al cerrito, me da mis abrazos, me da mis besitos”. En “La Sandunga”, Saltapatrás fusiona otro son, “La Mariquita”, pieza tradicional entre los conjuntos musicales de Tierra Caliente, conocido también por la versión del grupo Caifanes en 1992. “Sé como el agua que nunca se estanca y está en movimiento perpetuo” invoca Saltapatrás en esta Sandunga, tan distinta a la original. No falta el tema de los difuntos, tan rico en nuestra tradición lírica. Aquí, Cecilia Urías nos propone una canción original, “El Muerto”, cuyos versos dicen: “Cuando del gusto me ayudo, la muerte a mí no me manda, quisiera ver si aquí anda, para trovarle un saludo”.

Además de los versos originales hay en este disco canciones que proyectan un entendimiento particular del mundo. Tal es el caso de “Cumbia loop”, donde el dueto incluye una extensa cita de “Los nadies” de Eduardo Galeano: “Los hijos de nadie, los dueños de nada […] Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no hacen arte, sino artesanía. Que no practican cultura, sino folklore. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata”.

En este disco Saltapatrás convierte la tradición en una fragua de nuevas canciones. En ellas, incluye secuencias electrónicas y nuevas ideas, acordes a la diversidad que nos distingue. El espíritu de nuestra tradición musical permanece pero al mismo tiempo se transforma, al transitar por nuevos caminos.

@RadioYCultura en Twitter

error: Alert: Content is protected !!